Un millonario ruso paga 300M€ por la mansión más cara del mundo


villaleopoldaEl millonario ruso Mikhaïl Prokhorov ha comprado la mansión más cara del mundo por 300 millones de euros, según una información publicada hoy por el diario francés ‘Le Monde’. Se trata de Villa Leopolda, una construcción con vistas al mar Mediterráneo situada cerca de la ciudad de Niza con una construcción que data de principios del siglo pasado.

El 1900, lo entonces rey de Bélgica, Leopoldo II, compró el terreno sobre el cual se asienta la hoy mansión que fuera convertida en hospital el 1915. El 1950, la propiedad pasó a ser privada y, según ‘Le Monde’, a día de hoy está en manos de Prokhorov, a quienes se atribuye una fortuna de 13 500 millones de euros.

Según el diario vespertino de la capital francesa, los 300 millones que Prokhorov habría pagado suponen la inversión del 2,2% de su renta para conseguir la adquisición de Villa Leopolda, una mansión instalada en un jardín de ocho hectáreas a la Costa Azul. Dadas las dimensiones de la mansión, hay que prefieren nombrarla con el término «palacio».

Los 300 millones constituyen una cifra récord, pues según la revista estadounidense ‘Forbes’, la precedente compra del bien inmobiliario más caro del mundo sube a 148 millones de euros. Este fue el precio que se pagó hace cuatro años por un apartamento londinense sito entre el número 10 de Downing Street y el Palacio de Buckingham.

Prokhorov, que representa la fortuna número 24 según la lista de personalidades más ricas del mundo publicada por ‘Forbes’ el 2008, ha construido su renta a la industria de la explotación y la transformación de elementos químicos al frente de la empresa rusa Norlisk Kickel, el productor más grande de Níkel y Pal·ladi del mundo.

Él y otras personalidades multimillonarias, como Permanece Abramovich, también oligarca ruso además de presidente del club de fútbol inglés Chelsea, han sido protagonistas de los rumores que atribuían a unos y otros la compra de Villa Leopolda.

‘Le Monde’ pone fin a estos rumores con su información publicada hoy y constata la cada golpe más gran presencia de oligarcas rusos a las lujosas costas de la región francesa de Provenza-Alpes-Costa Azul. «Los rusos tienen dinero y se divierten», asegura experto al mercado inmobiliario consultado por el diario francés. «Uno de ellos ha pagado 30 millones por una villa con un precio de 15», asegura a ‘Le Monde’ otro experto en transacciones inmobiliarias a la Costa Azul.