Una compañía belga lanza la compra a través de SMS


pago-movilLos 9,5 millones de usuarios de telefonía móvil en Bélgica podrán en poco tiempo pagar su taxi o una pizza enviando un mensaje de texto al comerciante, anunciaron el martes los responsables de este servicio, presentado como una ‘primicia mundial’.

‘En ciertos países, ya es posible pagar una gaseosa o el aparcamiento por mensaje de texto, pero se trata de soluciones no muy seguras para el usuario y que ofrecen menos garantías de pago para el comerciante’, explicó Vincent Roland, administrador delegado de la empresa belga Banksys.

‘Ningún otro país desarrolló un sistema equivalente’, continuó Roland al presentar el nuevo servicio que lanzará Bankys a partir del 15 de mayo y que actualmente se encuentra en período de prueba.

El sistema de pago mediante mensaje de texto ideado por Bankys contará con la norma de seguridad ‘m-banxafe’, instalada en las tarjetas SIM de los teléfonos móviles.

Para poder utilizarlo, se deberá disponer de una cuenta corriente en un banco belga y poseer un teléfono móvil que funcione en unas de las tres redes belgas, Proximus, Mobistar o Base.

La activación del sistema, gratuita y a efectuar una sola vez, durará una decena de minutos.

Luego, un pago se realizará en un minuto aproximadamente: el comerciante introduce un pedido en un teléfono móvil, el cliente recibe un mensaje de texto y confirma su voluntad de pagar gracias a un código secreto, tras lo cual cada uno obtiene un mensaje de confirmación de la transacción.

El pago sólo podrá tener lugar si la cuenta tiene fondos y su límite será el mismo de la tarjeta bancaria del usuario, en general 2.500 euros en Bélgica.

El servicio no tiene gastos de abono o conexión, pero en cambio cada operación será facturada a 25 centavos de euros (IVA incluido) para el cliente y 49 centavos (IVA no incluido) para el comerciante. Estos ingresos serán divididos entre Banksys, los operadores y los bancos belgas.

Visto el coste de la transacción, el pago por mensaje de texto propuesto por Banksys sólo está pensado para operaciones superiores a los 6 euros.

‘El pago electrónico en Bélgica representa cerca de una cuarta parte de las transacciones en papel moneda. Además, unos 300.000 comerciantes no tienen terminal de pago, ya sea porque efectúan pocas operaciones o porque no están todo el tiempo en su sede fija’, explicó el responsable de Banksys.

‘Para esos fontaneros, electricistas o conductores de taxi, el sistema conjuga la flexibilidad de un mensaje de texto con la seguridad de un pago bancario garantizado’, agregó.

‘La ventaja es que el pago se efectúa directamente, que no es necesario alquilar una terminal y que se disminuye el dinero en efectivo que uno tiene consigo, lo que es tranquilizador’, continuó Roland.

En caso de éxito en Bélgica, Banksys y su casa matriz, la francesa Atos, planean ‘lanzamientos en el Reino Unido, Francia o Italia’, países donde el uso de la telefonía móvil está muy extendido.