Uno de cada diez holandeses responde al móvil cuando practica sexo


movil-sexUno de cada diez holandeses responde a su teléfono móvil durante el sexo, según los resultados de una encuesta encargada por la compañía de telecomunicaciones KPN.

El sondeo, realizado por la empresa Blauw Research entre más de 700 holandeses de 18 a 65 años, pone de relieve la cada vez mayor dependencia de la población con respecto al móvil.

El 67% de los holandeses lleva el móvil siempre consigo y el 51% admite que ya no puede vivir sin él.

Casi la mitad no apaga nunca su aparato y lo deja al lado de su cama durante toda la noche.

Aunque el 86% considera «inapropiado» contestar a una llamada durante las relaciones sexuales, el 9% reconoce hacerlo y uno de cada tres admite hacer llamadas cuando está en el baño.

A los jóvenes les ocurre el doble de veces que a los mayores de cuarenta años el hecho de dejar caer su móvil accidentalmente en el retrete.

La encuesta demuestra además que los jóvenes tienen menos reparos para llamar en público que los mayores de cuarenta años.

A pesar de que el teléfono móvil en un principio fue desarrollado para estar localizable fuera de la casa, el 52% de las llamadas se realizan desde el domicilio.

Una de cada cinco familias holandesas sólo dispone de un teléfono móvil en la actualidad.

El móvil sigue sirviendo en primer lugar para llamar y ser localizado, pero sus funciones secundarias, como mandar mensajes, hacer fotos y servir de despertador, son cada vez más importantes.

Las charlas más largas y agradables se realizan con una amiga (18%) y la madre (17%), mientras las conversaciones más incómodas son aquellas con los compañeros de trabajo y la suegra.

KPN encargó la encuesta con motivo del lanzamiento de su nuevo servicio «Móvil en Casa», con el que sus clientes pueden llamar con el móvil tanto dentro como en el entorno de la vivienda por el precio de una llamada desde un teléfono fijo.