WhatsApp, Telegram y Line los demonios de las operadoras


¿No ves clara la unión entre Whatsapp y Facebok? Aqui te mostramos 10 Alternativas

Según un estudio realizado por la firma consultora Ovum, servicios de mensajería instantánea como WhatsApp, Telegram y Line evitarán que las operadoras telefónicas de todo el planeta facturen unos 33 mil millones de dólares durante este año, lo que demuestra el arrastre de este tipo de apps como medios de comunicación.

A la vez que más y más usuarios comienzan a utilizar apps como WhatsApp o Line para comunicarse entre sí, las compañías tradicionales de telefonía celular pierden mayores cantidades dinero.

El estudio detalla que las pérdidas podrían ascender a 54 mil millones de dólares anuales en los próximos dos años. Ovum prevé un crecimiento exponencial en el uso de las apps de mensajería instantánea, y más aún, cuando algunas de éstas ya incorporan llamadas por voz entre sus funciones.

En una era donde es más fácil conectarse a una red WiFi para enviar un "whats" en lugar de un costoso mensaje SMS, las operadoras como Vodafone, América Móvil, T-Mobile y Verizon dejan de facturar cantidades millonarias en ganancias, factor que las firmas en este negocio deben tomar en cuenta si no quieren volverse obsoletas.

Las compañías cavan su propia tumba al vender smartphones a clientes que dejarán de usar sus redes de telefonía

Según algunos especialistas, este fenómeno es consecuencia de la soberbia de algunas compañías al aprovechar la necesidad de comunicación de sus clientes cobrando un precio poco razonable por los mensajes SMS tan necesarios antes de la creación de apps como Telegram, Line o Instagram.

En un mercado cada vez más poblado de estas aplicaciones, los usuarios tienen cada vez más y más opciones para enviar mensajes, video, imágenes e incluso coordenadas exactas de su ubicación a un precio ridículamente bajo o inexistente.

Y cuando una app cae, el usuario puede, en cuestión de minutos, cambiar de app para continuar conectado.

Ante este panorama, las compañías de telefonía celular deben calibrar sus planes de servicio y actualizarlos para enfrentar los retos que estas apps les imponen cada día. Aún les queda tiempo pues la mayoría ostenta un número muy alto de usuarios cautivos que a diario usan sus redes 3G y 4G para conectarse.