Wing Island, el simulador de vuelo para la Nintendo DS


Los biplanos de Wing Island están preparados para el despegue. A partir del 20 de abril, cualquiera podrá experimentar la sensación de estar a los mandos de un avión.

En solitario o controlando una formación de cinco aparatos, cuyo despliegue controlará también con un simple movimiento del mando de Wii, el jugador tendrá que enfrentarse a más de treinta misiones: arrojar carga en paracaídas, apagar un incendio forestal, ayudar a un barco en apuros, conseguir fotografías aéreas, explorar una isla a vista de pájaro, destruir objetivos con bombas, ganar carreras aéreas o enzarzarte en un duelo contra otros ases de la aviación. A medida que complete sus misiones, el jugador recibirá recompensas que le servirán para reparar o comprar mejoras para los siete aviones que podrá pilotar: motores más rápidos, mayor capacidad en la bodega, mejor aerodinámica para hacer acrobacias…

El juego creado por Hudson Soft, autores de títulos clásicos como Bomberman, Alien Crush o Bonk’s Adventure, permite además tener un completo control de la cámara de forma también extremadamente sencilla: moviendo el joystick de la extensión nunchaco del mando de Wii el piloto podrá observar su evolución en el aire desde cualquier perspectiva.

Y los desafíos aéreos no acabarán aquí. Wing Island ofrece un modo de prueba para mejorar tiempos y puntuaciones en cada misión y la posibilidad de que dos aspirantes a ases de la aviación se enfrenten en batallas aéreas. Por último, si el jugador quiere limitarse a experimentar la sensación de volar podrá pasearse por cualquiera de los escenarios, desde zonas salvajes a grandes ciudades, que poco a poco irá descubriendo en el juego.

Por primera vez un simulador de vuelo será un juego de niños con Wing Island gracias al inimitable mando de Wii. Este título, exclusivo de Wii, estará la venta el 20 de abril, a un precio recomendado de 59,95 euros.