Yahoo y MSN siguen el ejemplo de Google y reducen la duración de las «cockies»


buscador-petitAnte la presión de autoridades y consumidores, los motores de búsqueda en internet, que almacenan al detalle los datos de las páginas consultadas por sus usuarios, compiten ahora para garantizar la protección de la privacidad de los internautas.

Agencias – Después de que Google, el mayor buscador en línea del mundo, decidiera en marzo limitar el almacenamiento de datos personales de los internautas, que conservaba de forma indefinida, los tres grandes motores restantes en internet, Live Search de Microsoft, Yahoo! y Ask.com, han optado por hacer lo mismo.

Cada vez que un internauta escribe una palabra clave en un motor de búsqueda, éste guarda la dirección IP del ordenador, la fecha y la hora de la solicitud, el sistema operativo y la palabra clave utilizada.

Esta información es muy valiosa, ya que permite al motor de búsqueda enviar avisos publicitarios a la medida del usuario, y por lo tanto cobrar a los publicistas por el servicio.

Microsoft anunció el lunes que el historial de las búsquedas efectuadas por los internautas y almacenadas en sus servidores se volverá anónimo al cabo de 18 meses, es decir, que se borrarán los números IP (la «dirección» de un ordenador cuando se conecta a internet) o la información provista por los usuarios que ingresaron al servidor.

Por su parte, Yahoo!, el segundo motor de búsqueda mundial después de Google, decidió volver anónimos los datos de las búsquedas de los internautas al cabo de 13 meses, anunció su portavoz, Jim Cullinan, al diario The New York Times del lunes.

En tanto, Ask.com, cuarto motor de búsqueda mundial, también pasará al anonimato los datos personales de sus usuarios. Ask.com tiene incluso previsto instalar de aquí a fin de año una herramienta, el Ask Eraser, que permitirá a los internautas navegar anónimamente.

La medida responde a la presión de las autoridades europeas y las agrupaciones de consumidores en Europa y Estados Unidos, preocupadas por que los motores de búsqueda y las agencias de publicidad en línea puedan almacenar enormes cantidades de información sobre las costumbres de los internautas.

En un comunicado conjunto, Microsoft y Ask.com instaron también el lunes a todos los motores de búsqueda, a las agencias de publicidad en línea y a los partidarios de la protección de la vida privada a elaborar una normativa común para proteger los datos privados.

Este tema se ha tornado candente para los grandes motores de búsqueda en línea, que obtienen buena parte de sus ingresos de los anuncios publicitarios «contextualizados» en relación a las palabras clave elegidas por los internautas.

Las ganancias relacionadas con las búsquedas no dejan de aumentar (representan dos tercios de los ingresos de Google), y alcanzarán los 21.700 millones de dólares (unos 15.700 millones de euros) en 2007, sólo en Estados Unidos, según la consultora eMarketer