¿Adiós a la Nintendo DS?


g

Los resultados financieros de la compañía Nintendo no auguran futuro para Nintendo DS.

La compañía japonesa no realizado previsiones de venta para la consola para este año fiscal, que termina en marzo de 2014, por lo que se han desatado los rumores del fin de producción de esta primera portátil.

   La primera portátil de dos pantallas de Nintendo, si descontamos las Game & Watch, Nintendo DS, llegó a los usuarios en el año 2004, el mismo año en el que su gran rival Sony decidió lanzar su primera consola portátil, PlayStation Portable (PSP). La Nintendo DS supusto una revolución en la forma de jugar gracias a su doble pantalla  y a un stylus incorporado para determinados juegos.

   Tras ellas llegaron versiones mejoradas como la Nintendo DS Lite, Nintendo DSi y Nintendo DSi XL, que más tarden darían paso a la generación en tres dimensiones con la llegada de 3DS y 3DS XL. Es posible que la actual generación esté a punto de tomar definitivamente el relevo y la primera DS tenga los días contados con el fin de su producción.

   En la presentación de los resultados financieros del último año fiscal de Nintendo, que finalizaron en marzo de este año, la japonesa no ha hecho referencia en sus previsiones de ventas para este año fiscal a la primer DS. De ahí que se hayan desatado los rumores sobre el fin de la fabricación de esta consola portátil. Por el momento, Nintendo no ha confirmado nada al respecto.

   Nintendo ha cerrado su ejercicio fiscal con un beneficio neto de 7.099 millones de yenes (54 millones de euros), en contraste con las pérdidas de 43.204 millones de yenes (334 millones de euros) del ejercicio anterior, que fue el primero de su historia con ‘números rojos’.

   De esta forma, Nintendo vuelve a obtener resultados positivos tanto en la partida de beneficios netos como en la de ordinarios, mientras que los beneficios de explotación siguieron siendo negativos, con unas pérdidas de 36.410 millones de yenes (281 millones de euros).

   Sin embargo, la compañía prevé cerrar el ejercicio fiscal 2014 con un beneficio neto de 55.000 millones de yenes(425 millones de euros) y un beneficio de explotación de 100.000 millones de yenes (772 millones de euros)