AETIC advierte que las Entidades de Gestión quieren actuar como jueces


AETIC alerta sobre la intención de las Entidades de Gestión de actuar como jueces de los contenidos de Internet tras haber intentado imponer su ultra canon.

AETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España), advierte sobre el nuevo intento de las Entidades de Gestión por ampliar su control y dominio sobre los contenidos de la Red.

Tras intentar imponer a los consumidores un ultra canon que grave los equipos digitales ahora tratan de erigirse en los jueces de la Red dictaminando los contenidos que los operadores deben retirar.

La medida que pretenden adoptar estas sociedades no es otra que la aprobación de una ley que les otorgaría facultades equivalentes a las judiciales. Hasta ahora, la retirada de los contenidos de una página web era una potestad exclusiva de un juez. Con su propuesta de ley, estas entidades podrían censurar todos aquellos contenidos que consideren sospechosos de violar derechos de propiedad intelectual.

Desde AETIC se alerta sobre esta nueva situación de inseguridad que generaría a empresas y usuarios. De hecho, desde la propia Secretaria de Estado de Telecomunicaciones se ha señalado la intención del Gobierno de mantener un nuevo proceso negociador para llegar a un acuerdo entre las partes, lo que además de cumplir la normativa europea al respecto, es apoyado por AETIC.

Para solucionar la violación de derechos de propiedad intelectual a través de la Red, desde AETIC se han propuesto diversas soluciones que velen por la seguridad jurídica de las operadoras, propuestas que han sido rechazadas por las entidades de gestión; que como en el caso del canon, pretenden ir más allá de la legislación, en este caso europea.

Sin embargo, ante la nueva propuesta de la Secretaría de Estado, lejos de reiniciar el diálogo, las entidades de gestión han hecho un incomprensible desplante público a la Secretaría de Estado al declarar públicamente que no van a volver a negociar.

Para AETIC, esta es una nueva muestra de las desmedidas pretensiones de las entidades de gestión en materia de Propiedad Intelectual.