Alemania estrena primer canal funerario con obituarios por encargo


774187wLa televisión alemana estrenará a principios de 2008 el primer canal funerario del mundo, Etos TV, que rendirá homenaje a los seres queridos, ya fallecidos, de quienes estén dispuestos a encargar un obituario televisado, por supuesto, previo pago.

 

Por el módico precio de 2.000 euros puede solicitarse una tele-necrológica de unos dos minutos de duración que será repuesta por el canal unas diez veces a lo largo del día.

Una puesta de sol, niños jugando en el parque, una montaña nevada o un fulgurante cielo azul son algunas de las imágenes de recurso que los clientes pueden incorporar al obituario de sus parejas, padres, hijos, primos o tíos, acompañadas, eso sí, de fotografías tanto del fallecido como de la familia. La cadena también ofrece a sus clientes una amplia gama de piezas musicales y reflexiones acerca de la paz del más allá, con varias voces "en off".

El creador del proyecto y ex jefe de Marketing de la cadena privada RTL, Wolf Tilmann Schneider, justifica la iniciativa por la necesidad de las televisiones de diversificar su producto y considera que el mercado funerario está todavía por explotar. La programación de Etos TV, que ha montado sus estudios en la localidad de Glienicke, junto a Berlín, se complementará con reportajes sobre cementerios que, según Schneider, son concebidos por mucha gente como "oasis de tranquilidad y reflexión".
A través de satélite o vía internet, familiares y amigos podrán comprobar cómo su tío, su padre, su mujer o su mejor amigo disfrutan a título póstumo de sus dos minutos de fama.