Análisis.- 'Pro Evolution Soccer 2011'


Como cada año, el balón comienza a rodar en las mejores ligas del mundo. Los grandes equipos se refuerzan y los aficionados deciden si siguen a su club en alguna plataforma de pay per view o continúan recurriendo al tradicional transistor. A esta cita no faltan los esperados simuladores de fútbol, "PES" y "FIFA", que una vez más vuelven para despertar la misma rivalidad que un Barça-Madrid. En el caso de Pro Evolution Soccer los fichajes eran más que necesarios. Ahora veremos si son suficientes.

El desembarco en la nueva generación de consolas (sin contar a Wii) no fue todo lo bueno que cabría esperar para el simulador futbolístico de Konami. Lejos de mantener la distancia conseguida con FIFA en los años de PS2 y Xbox, PES comenzó a perder crédito y cada nueva edición le restaba un poco de la fama que merecidamente había ido ganando. Si bien esto no se terminaba de reflejar en las ventas (los fans de PES se han mantenido fieles a la saga), sí lo hacía en las críticas del sector.

Tras varios intentos fallidos (supuestas mejoras en el control, mejoras gráficas, nuvos modos de juego...) los chicos de Konami han preferido volver a los orígenes: apuesta absoluta por la simulación realista, un buen sistema de control y cientos de opciones en lo que a estrategia sobre el campo se refiere. Sin embargo, al puzle le siguen faltando algunas piezas.

Antes de adentrarnos en los modos de juego y en las novedades, conviene hablar de las polémicas licencias, tema recurrente a lo largo de la historia de esta saga. En cuanto a ligas europeas, al completo solamente contamos con la italiana, la francesa y la holandesa. Un año más, tanto la inglesa como la alemana y la española se vuelven a quedar "cojas" al contar únicamente con algunos equipos. En el caso de nuestra competición, faltan el Sevilla, la Real Sociedad, Hércules, Levante, Málaga y Osasuna.

Tampoco contamos con las plantillas actualizadas (en el Barça aún podemos jugar con Ibrahimovich, lo mismo que con Guti en el Real Madrid) ni con los uniformes reales en muchos de los equipos. Si bien Konami ya ha anunciado una actualización gratuita para corregir algunos de estos problemas e incluir algunos modelos nuevos de botas, a la hora de hacer este análisis aún no era posible descargarlo.

En este sentido, parece necesario hacer una reflexión: es incomprensible que a estas alturas Pro Evolution Soccer siga defraudando tanto en el tema de las licencias. Ya sabemos que, en ocasiones, las ligas y las competiciones europeas prefieren negociar en exclusiva, pero resulta sorprendente que para jugar con el Arsenal tengamos que recurrir al North London o que algunos uniformes de equipos españoles sin licencia sean de color fosforito. Sin embargo, rompiendo una lanza a su favor, hay que decir que por fin contamos con los nombres reales de los principales jugadores.

Dejando de lado la polémica, "Pro Evolution Soccer 2011" cuenta con la licencia de la Champions League así como de la UEFA (aunque no de todos los equipos que en ellas compiten), y se ha añadido además la Copa Libertadores (la Liga de Campeones sudamericana), que nos trae 40 equipos de América del Sur y América Central. Del mismo modo, podemos jugar con todas las selecciones del mundo,

QUÉ HAY DE NUEVO, VIEJO.

De entrada, se ha hablado mucho del nuevo control y del mejorado sistema de pases. Lo cierto es que los pases son más precisos gracias a la posibilidad de controlar la fuerza con una barra medidora. Aunque esto tiene truco, y es que al dejar de ser semi-automáticos, los pases no siempre llegan a su destino. Y si bien esto puede considerarse como algo positivo en favor del realismo más absoluto, la verdad es que cuesta acostumbrarse a este nuevo sistema. Sin embargo, en lo que se refiere al control de los jugadores, no se aprecian grandes novedades. Los movimientos son suaves y la libertad amplia, pero esto no es algo que no existiera en juegos anteriores.

Tampoco se puede hablar positivamente de la IA de los futbolistas ya sean rivales o no. En lo que se refiere a nuestros propios compañeros, nunca conseguiréis que os tiren un desmarque o que busquen en hueco para recibir un balón. Lejos de esto, es habitual que abandonen su posición o que corran a vuestro lado cuando lo que queréis es que os adelanten por la banda. Lo mismo sucede con el árbitro, que adquiere un papel demasiado protagonista al pasar por alto faltas clamorosas y sancionará otras muchas que son inexistentes.

Los modos de juego son los mismos que conocemos por otras ediciones: partido de exhibición, Champions League, Europa League, Liga Master, Ser una Leyenda, Copa y Campeonato personalizados. Pero en lo que "Pro Evolution Soccer" sigue siendo el rey es en todo lo relativo al control de la estrategia antes, durante y después de los partidos. Es posible modificar cualquier parámetro que se nos ocurra, desde el marcaje al hombre hasta la táctica si hacemos un pase al hueco por la banda. En este sentido PES no tiene rival y sigue dejando una sensación de realismo y libertad absoluta que consigue que todo buen aficionado al fútbol aprecie.

Técnicamente también encontramos mejoras. Los gráficos son más reales que nunca y el parecido de los personajes (de lo más conocidos, eso sí) es verdaderamente impresionante. También se han corregido los choques entre jugadores, que ya no son tan bruscos como en años anteriores. En cuanto a los comentarios de Carlos Martínez y Julio Maldonado "Maldini", es necesario mejorar mucho: la ausencia de variedad y oportunidad de las intervenciones es preocupante. De hecho, las apariciones de Maldini son meramente simbólicas y, generalmente, intrascendentes. Todo lo contrario ocurre con la banda sonora, formada por un buen número de canciones movidad de grupos tan interesantes como Keane o Vampiro Weekend.

Mención aparte merece el modo online, que por primera vez permite disputar una Liga Master en línea así como partidos 4 contra 4. En general funciona bastante bien, aunque tiene más ralentizaciones de las deseadas. También es original la posibilidad de incorporar comentarios durante las mejoras jugadas del tipo "Buen tiro" o "Menuda suerte", así como la opción de recurrir a un chat antes de jugar.

 

CONCLUSIÓN.

 

'PES 2011' mejora, pero no lo suficiente como para volver a ocupar el trono de los simuladores futbolísticos. Se ha modificado el sistema de pases y se han pulidos los gráficos, pero la enorme carencia de licencias y unos partidos que no terminan de ser del todo realistas, hacen que, aunque se haya encontrado el camino a seguir, aún sea necesario seguir trabajando.

Lo mejor:

- La mejora en el sistema de pases.

- Gráficamente también se evolucionado bastante.

Lo peor:

- La enorme carencia de licencias.

- Sigue sin ser el PES que tanto nos gustaba en PS2 y Xbox.

 

Nota
Gráficos Los parecidos de los jugadores son más realistas que nunca. Se han cambiado los menús, haciéndose más visuales e intuitivos. 8,5
Sonido Los comentarios de Carlos Martínez y Maldini son bastante mediocres. La banda sonora y los cánticos son buenos y variados. 7
Diversión Como es habitual, disfrutaréis con el juego y sus infinitas opciones, aunque el ritmo de los partidos y la limitada IA empañan algo el resultado. 8
Total Mejora general de las sensaciones: mayor control, mejores gráficos y los mismos grandes modos de siempre. Es necesario mejorar muchos aspectos pero se han encontrado el camino a seguir. 8

Desarrollado y editado por Konami, 'Pro Evolution Soccer 2011' ya está disponible para PS3 (Versión analizada), Xbox 360, Wii, PSP y PS2 a un precio recomendado de 62,95 euros y 29,95 euros, según la versión, y para mayores de 3 años, según el código PEGI.


[tags]Videojuegos Xbox 360,PES,Konami,Videojuegos Wii,Videojuegos PSP,Videojuegos PSP,Videojuegos PS2,Videojuegos PSP[/tags]