Appladin, una oficina de empleo en tu móvil


Appladin en la mano

Los profesionales y autónomos pueden ofertar sus servicios en esta aplicación para que los clientes lleguen a ellos a golpe de click

Nace Appladin, la ‘lámpara maravillosa’ del empleo. Esta aplicación gratuita de origen gallego tiene como objetivo ofrecer a los profesionales y autónomos una plataforma para dar a conocer sus servicios. Profesionales y demandantes de un trabajo específico pueden estar muy cerca sin saberlo, Appladin ofrece un contacto inmediato con información sobre tarifas por hora y la distancia en kilómetros que los separa, adaptando así al mejor profesional para cada servicio o trabajo.

Más de 11.000 usuarios (electricistas, fontaneros, jardineros, empleadas del hogar…) ofrecen sus servicios profesionales a través de esta app que ha nacido en medio de la crisis con el objetivo de ayudar tanto a profesionales como ciudadanos. En España contamos con más de tres millones cien mil autónomos, según datos de ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), y esta cifra está creciendo a un ritmo del 2,5%.

“Pensando en todos ellos, su forma de llegar a posibles clientes y las necesidades de los usuarios surgió la idea de Appladin. Bajarla es gratis y tampoco hay que pagar por registrarse por lo que el uso de esta aplicación siempre es positivo y beneficioso para ambas partes”, explica Alberto Rodríguez, socio fundador de Appladin.

Su funcionamiento es rápido y sencillo. Se puede descargar tanto para sistemas iOs como Android y, una vez entran, su uso es intuitivo. La aplicación recibe entre 50 céntimos y 3 euros cuando el contacto se cierra con éxito, es decir, siempre que el trabajo se llegue a ejecutar.

Rodríguez asegura que “gracias a esta aplicación, a la gratuidad de su descarga y registro, queremos contribuir a la inserción laboral de manera directa convirtiendo a la app en una verdadera lanzadera de empleo. La aplicación puede ayudar a encontrar trabajo, ser una segunda fuente de ingresos o poder acceder a un mayor número de trabajos de los que recibe actualmente un autónomo, por ejemplo.”