Apple obligada a romper Tabús: música sin protección anticopia para protegerse de las quejas de consumidores europeos


Un poco más caros -no mucho más- que los archivos protegidos por DRM, pero sin las ataduras de estos. Esta es la nueva propuesta de Apple que podría constituir una fuga hacia adelante debido a los problemas que la compañía de Steve Jobs ha encontrado en el continente europeo.

Guillem Alsina ([email protected]) – Comprar en iTunes no es como comprar en cualquier comercio. Si adquirimos un coche en un concesionario de automóviles, con él podremos recorrer todas las carreteras, autopistas y calles del mundo, siempre y cuando por normativa esa vía sea transitable para vehículos a motor. Pero si el concesionario se llamase iTunes, para algunos eso significaría que solamente podremos pasear nuestro flamante coche por determinadas autopistas, concretamente las fabricadas por Apple. Esa es la visión peyorativa que algunos tienen. Otros, sin embargo, consideran que la compañía de Cupertino simplemente protege sus intereses y su cuota de mercado. No obstante, y a juzgar por los problemas que le están surgiendo a Apple (especialmente en Europa), los que secundan la primera opinión son mucho más numerosos de los que aceptan la segunda.

Tal vez sea por eso que podríamos considerar que el anuncio de hoy constituye una «fuga hacia adelante» de los chicos de Steve Jobs visto que, por ejemplo, en Noruega se les puede llevar a juicio por proteger los ficheros adquiridos en iTunes de forma que no puedan ser reproducidos por otro hardware que no sea su famoso iPod, lo que -como ejemplificaba anteriormente con el coche- para muchos supone una violación flagrante de la libertad de elección del consumidor. Y Noruega podría no ser un caso aislado; Europa, cada vez más lanzada hacia una unidad trabajada durante décadas, espera y observa la decisión escandinava para tomar ejemplo.

Así es como Apple ha anunciado que en mayo va empezar a vender canciones a través de iTunes sin ningún tipo de DRM (Digital Rights Management), es decir, sin ninguna protección contra copia ni limitación de reproducción en soportes de la competencia. Y como todo en Apple, se ha hecho a lo grande, pactando con la discográfica EMI para que esta proporcione toda su discografía a la compañía de la manzana mordida.

Las canciones desprotegidas costarán 1,29 dólares y se ofrecerán con una calidad de 256 Kbps codificadas en formato AAC. Este último consiste en un formato con pérdida de calidad y cuyas extensiones de fichero son .M4A .

Aquellos internautas que en el pasado compraron canciones a 99 centavos de dólar que ahora se venderán desprotegidas podrán actualizar sus descargas pagando tan solo los 30 céntimos adicionales. Para el resto de canciones que no son de la discográfica EMI, iTunes continuará vendiendo los archivos protegidos por DRM a 99 céntimos de dólar en formato AAC de 128 Kbps.

¿Y ahora qué?

Apple revolucionó en su momento la venta de música con la iTunes Store, y ahora puede volver a revolucionarla con este movimiento, pues todas las tiendas online ‘legales’ (esto es: reconocidas por la industria discográfica) aplican técnicas DRM a los archivos que venden para evitar su circulación por sistemas P2P. Pero ante el movimiento de Apple y la fiebre por comprar y disfrutar de la música en cualquier parte y medio que se puede desatar, el resto de tiendas (como Rhapsody de Real y Zune Marketplace de Microsoft) van a tener que hacer algo, probablemente tomar la misma iniciativa.

En su comunicado, EMI afirma que su acuerdo con Apple convierte a iTunes en la primera tienda que dispondrá de su discografía libre de ataduras digitales, una forma de enunciarlo que deja las puertas abiertas a futuros tratos de la discográfica con otras compañías. Se abre la veda ¿quien será el próximo en subirse al carro?

Más información:

Nota de prensa de Apple
http://www.apple.com/pr/library/2007/04/02itunes.html

Comunicado de EMI
http://www.emigroup.com/Press/2007/press18.htm