Apple quiere patentar el término ‘start-up’


start-up

Apple quiere patentar el término ‘start-up’, con el que se engloban una amplia gama de productos y servicios. La compañía presentó la solicitud en Australia el pasado martes. En el caso de que se le reconozca el registro, este término sería utilizado por Apple en relación con los servicios de tiendas minoristas, el mantenimiento, instalación y reparación de equipos informáticos y otros dispositivos, servicios educativos y el diseño y desarrollo de hardware y software.

La compañía Apple y su afán por el registro de nombres, marcas y tecnología no tiene fin. El registro de patentes permite a las compañías pedir el pago de ‘royalties’ a aquellas otras que quieran utilizar el término. La compañía de Cupertino se encuentra actualmente en varios procesos judiciales por infracción de patentes a lo largo de todo el mundo, sobre todo con su gran rival Samsung.

Sin embargo, la compañía quiere seguir añadiendo patentes a su cartera y en esta ocasión ha pensado en un término que actualmente es muy utilizado. Según recoge Wired, Applequiere hacerse con la patente del término ‘start-up’.

La solicitud, que fue presentada por la compañía de Cupertino, busca utilizar el nombre en relación con los servicios en tiendas minoristas, el mantenimiento, instalación yreparación de equipos informáticos y otros dispositivos, servicios educativos -incluyendo clases, talleres y seminarios- y el diseño y desarrollo de hardware y software.

La compañía de la manzana ya presentó ante la oficina de patentes el registro de la marca en 2011 en China y Estados Unidos. Durante este periodo de trámite se almacenaron alrededor de decenas de quejas que se oponían al nombre de la marca. Por ello, la compañía estadounidense deberá responder a estas objeciones el próximo 20 de septiembre.

Una de las ventajas que tiene Apple para obtener el término‘start-up’ es que la solicitud de marca fue presentada enAustralia, EEUU y China por lo que permite a Apple tener ventaja sobre el resto de marcas ya que, según la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, cualquier empresa que registre una marca en uno de los países en los que se firmaron el acuerdo tiene prioridad.