Caen un 20% las ventas de discos en EEUU


musica-petitLas ventas de discos compactos (CD) en Estados Unidos se desplomaron un 20% en los primeros tres meses del año, víctimas del desarrollo de la música en internet según dijeron fuentes de la industria.

En total, 89 millones de discos fueron vendidos desde el inicio del año hasta el 18 de marzo, una fuerte bajada respecto a los 112 millones de discos vendidos durante el mismo período de 2006. Los datos fueron facilitados por la firma Nielsen SoundScan, que sigue la evolución del mercado.

Aunque la venta de música en internet sigue siendo la tendencia más lógica en la evolución del circuito comercial estas también fueron a la baja. De 119 millones de discos en el primer trimestre de 2006 a 99 millones este año, indicó SoundScan.

Todo lo contrario sucedió con la venta de «singles» o canciones individuales. Estas subieron a 288 millones mientras que en el mismo periodo del año anterior fue de de 242 millones de temas .

Los consumidores están enviando un mensaje a los artistas: «aunque tal vez hayan meditado mucho la elaboración del album, sólo me gustan estas tres canciones», dijo el analista del mercado de música digital Michael McGuire, de Gartner Research.

«Los consumidores tienen el control completo de sus elecciones en términos de medios y eso ya no va a cambiar», señaló Gartner a AFP. «Es difícil actualmente ser una discográfica porque tiene que encontrar nuevas fuentes de ingresos«, estimó.

En general, las ventas de álbumes -calculadas considerando 10 ventas de canciones el equivalente a un álbum- bajaron un 10% en el primer trimestre de este año, mostraron las cifras de SoundScan.

Las estadísticas de la industria musical muestran que las ventas de CDs han caído durante más de cinco años, pero todavía representan el 90% de las compras de álbumes.

Sin embargo, la popularidad de la descarga de música de internet está poniendo en jaque a los estudios si no logran adaptarse a la distribución en línea, estimó McGuire.

«Los últimos dos años la industria musical no se movió lo suficientemente rápido y ahora está tratando de ponerse al día», indicó el analista. «Pero el tren de la música digital está adquiriendo cada vez más velocidad», consideró.

EMI y Warner Music, dos de los estudios más grandes del mundo, están invirtiendo rápidamente en herramientas de «búsqueda, descubrimiento y recomendación» en internet, como sitios web en los que los usuarios comparten listas y recomendaciones de canciones, dijo McGuire.

En vez de dejar caer las ventas de CDs mientras miran con recelo la distribución por internet, las discográficas deberían volcarse en la Red para obtener beneficios de ésta, estimó.

Según McGuire, se puede cortejar a las comunidades en internet y orientarlas hacia los mejores sitios o incluso tiendas del mundo real donde comprar música.

Pero proteger la música de la piratería podría resultar imposible, más teniendo en cuenta que la música también debe competir más que nunca con los videojuegos y vídeos ‘online’ en cuanto al «tiempo, atención y dinero» de las personas, recordó McGuire.

Una clara muestra del cambio a la distribución de música digital es lo que ocurrió con la popular cadena de tiendas Tower Records, lanzada en California en 1960. Tower records cerró sus tiendas reales en diciembre de 2006 y funciona solo como sitio web de venta de libros, música y vídeos, en ‘www.tower.com’.