Doodle Hex: La magia en Nintendo DS


1Un juego de magia que mezcla hechizos, lucha y personajes característicos de marcado estilo manga para Nintendo DS.

Doodle Hex es un juego de magia que mezcla hechizos, elementos de lucha y personajes exclusivos bajo el más puro estilo del manga japonés, que será editado en exclusiva en la consola Nintendo DS en verano de 2008.

Doodle Hex, desarrollado específicamente para la consola portátil de Nintendo, saca partido de las capacidades de la pantalla táctil con un entorno en el que prima el uso inteligente de los hechizos. Los jugadores - apodados "Doodlers"- son reclutados en la Universidad especial de las Runas, donde se les asignará la tarea de aprender los entresijos de las runas y su uso dentro de la magia elemental. Sin embargo, el tedio de la vida en la universidad es interrumpido regularmente por el fantasma de la escuela, Kalamazoo, que organiza batallas entre los estudiantes, de manera que puedan ejercitar al máximo sus conocimientos y habilidades.

Doodle Hex toma la forma de un juego competitivo de hechizos donde los jugadores utilizan el stylus de la DS para dibujar runas en el centro de la pantalla táctil, invocando hechizos que transformarán, atacarán y debilitarán a su contrincante. El objetivo del juego es debilitar a tu oponente hasta dejarlo sin energía.

Usando un impresionante estilo cómic para la interfaz, Doodle Hex puede jugarse tanto en modo de un solo jugador como experimentar un duelo cara a cara entre dos jugadores. En este modo el jugador encontrará una dura y cada vez más difícil lista de oponentes, mientras que el modo de dos jugadores permitirá poner en práctica su ingenio contra sus amigos poniéndolos en un difícil aprieto. Consta de 14 personajes disponibles, cada uno con su estilo característico a la hora de utilizar las runas. Tras seleccionar a un personaje, el juego comienza y los "Doodlers" pueden enviar tantas runas como puedan, logrando un desafío más abierto e imprevisible que con juegos basados en turnos.

Las runas en Doodle Hex pueden ser utilizadas para atacar, regenerar salud o combinarlas para crear ataques devastadores, incapacitando a tu oponente o incluso neutralizando su capacidad para ejecutar hechizos. A medida que los jugadores recuperan energía mágica, se van iluminando las runas que están disponibles; las runas más poderosas consumirán más energía del Doodler que las lanza, a diferencia de las menos poderosas que no consumen tanta energía mágica. Existe la posibilidad de que ambos jugadores puedan utilizar un escudo protector para bloquear los ataques del oponente, no obstante, combinaciones de ataques específicos pueden contrarrestar el efecto, agregando a la jugabilidad un elemento adicional de habilidad y pensamiento lateral.