Editores entusiasmados… Internet dispara la venta de libros


libroDurante mucho tiempo se han lanzado predicciones de que Internet acabaría con la industria editorial, debido al crecimiento de los lectores digitales y de venta en la red de libros usados.

Sin embargo, los editores de Penguin revelaron esta semana que esta tecnología y el mercado de segunda mano no han causado el daño que esperaban, y que Internet ha sido en muchos sentidos un regalo, al ofrecer una herramienta de marketing y de experimentación para lograr nuevos lectores.

La editorial, entre cuyos autores se encuentran el ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan, el novelista Nick Hornby y el famoso cocinero Jamie Oliver, estaba atemorizada por la amenaza del vertiginoso éxito de gigantes de las subastas en Internet como eBay, pero ha descubierto que a diferencia de lo que ocurre en la industria musical, la gente aún quiere tener un libro físico.

«Están teniendo lugar muchas cosas en la industria discográfica que no están ocurriendo en la industria editorial. Los consumidores no quieren álbumes, quieren canciones, pero en este negocio la gente quiere libros, no capítulos», sostuvo ante los periodistas el presidente ejecutivo y consejero de Penguin John Makinson, durante un encuentro mantenido a principios de la semana.

Dijo también que incluso en la venta de libros de segunda mano, cuya aparición en las páginas de subastas poco después de su lanzamiento supuso una amenaza para el negocio del mismo modo que lo fueron los libros en rústica, el impacto no ha sido tan grande como se esperaba.

«El mercado de los libros usados no parece haber robado mercado a los libros nuevos, como temimos», confesó.

Makinson citó el ejemplo de una mujer estadounidense que compró un libro de la colección clásica de Penguin, formada por 1.375 títulos, por 8.000 dólares (unos 5.600 euros) después de que su casa ardiese.

Penguin se refirió brevemente a esta mujer para mostrar cómo la gente amplia y cuida sus bibliotecas.

«Nueva investigación» y «experimentación» son palabras de moda en la industria. Bloomsbury anunció hace un mes que los medios electrónicos eran una parte fundamental de su actividad para el futuro, tras haber iniciado contratos de derechos con grupos como Microsoft.

La semana pasada, el propietario de Penguin, Pearson, lanzó www.spinebreakers.co.uk, una página web con críticas literarias en vídeo y audio dirigidas a un publico adolescente que se encargaba al mismo tiempo de gestionarlas.