El asesino de Virgenia Tech compró la munición en eBay


El autor de la masacre en la Universidad Virginia Tech compró en el sitio eBay de subastas por internet los cargadores para una de las pistolas que empleó, conformó el sábado un vocero de esa empresa de ventas.

El titular de la cuenta blazers5505, quien fue identificado en efecto como Seung-Hui Cho, adquirió dos cargadores de 10 cartuchos para una pistola Walther P22, una de las empleadas durante la masacre. Los cargadores fueron comprados a una tienda de armas en Idaho el 22 de marzo.

»Parece que compró los cargadores vacíos», dijo el vocero de eBay, Hani Durzy. «Son similares a los que se podrían comprar en cualquier tienda de artículos deportivos en el país».

Cho también vendió varios libros con temas violentos, boletos para juegos de fútbol estadounidense de la universidad y una calculadora gráfica con varios juegos.

Su registro de transacciones en eBay era excelente, con el 98.5 de calificaciones positivas y solamente una persona calificándolo negativamente. El sitio dice que la cuenta existe desde enero del 2004.

La ayuda de expertos en computación forense es importante en las investigaciones para determinar los motivos de los asesinatos efectuados por Cho, que dejaron 33 muertos, incluyéndolo a él.

Las autoridades buscan los registros de llamadas desde el teléfono celular de Cho, con la esperanza de encontrar si le advirtió a alguien sobre lo que se convertiría en el peor tiroteo masivo en la historia moderna de Estados Unidos. Asimismo, esperan obtener cualquier información relevante de sus correos electrónicos y los de Emily Hilscher, una de sus primeras dos víctimas.

»Se sabe que Seung-Hui Cho se comunicó por teléfono celular y pudo haberle informado a otros sobre sus planes de atacar a estudiantes y profesores en Virginia Tech», escribió la policía el viernes.

Otra posible pista la representarían sus llamadas telefónicas a sus padres. La investigación señala que Cho solía llamarlos los domingos por la tarde.

La policía busca también que Virginia Tech proporcione los registros de comunicaciones por correo electrónico, a fin de establecer una relación entre Cho y Hilscher, que murió en el dormitorio West Ambler Johnston Hall.

Otro citatorio busca obtener los registros de Cho en el centro de salud estudiantil, y la policía ya cuenta con sus archivos médicos y de ayuda psicológica.

Mientras tanto, amigos y familiares de Hilscher y Ryan Clark, el otro estudiante muerto en el dormitorio, los recordaron el sábado con servicios fúnebres realizados en Virginia y Georgia. También se realizaron exequias en recuerdo de la estudiante Reema Samaha, una de las 30 personas muertas en el Norris Hall, donde Cho se suicidó.

La familia de Cho dijo a The Associated Press el viernes que sus miembros se sentían »sin esperanzas, desamparados y perdidos» y que nunca hubieran imaginado que él «fuera capaz de tanta violencia».
e3