El iPad Mini no convence a los inversores y Apple cae en bolsa


image

Durante el día de hoy, Apple ha concentrado toda la información tecnológica y financiera. Millones de personas estaban frente al ordenador o la TV para conocer sus últimas novedades, que como es habitual han cautivado a sus seguidores, han denostado sus detractares, y no han sorprendido a los inversores.

 

Parece que las nuevas características del iPad Mini no han terminado de convencer a los inversores estadounidenses. Los títulos de la compañía de la manzana registraron una caída en picado durante la presentación del nuevo dispositivo de la manzana. Minutos después presentaban una caída superior al dos por ciento, lo que acerca al valor al soporte de los 600 dólares.

La respuesta a la caída podría deberse al tamaño de la pantalla. Los inversores habían apostado a que Apple siguiera la tónica del mercado y lanzará un modelo de 7 pulgadas, el nuevo estándar en tamaño mini impuesto por Android. También hubieran preferido que el precio estuviera más en línea con el de sus competidores y no tan cercano al iPad clásico.

Según manifestaron algunos analistas, estas dos características podrían suponer que las ventas esperadas del iPad Mini fueran inferiores a las previstas provocando que la compañía no liderará también ese mercado en el que hoy marcas como Amazon y Samsung mantienen su feudo.