El submarino privado más grande del mundo se vende en Internet por 80 millones


submarino

El submarino está hecho con materiales que sólo utiliza la NASA. Tiene 65 metros de largo, ocho de ancho y 1.500 toneladas de peso, puede estar 460 horas sumergido y lo vende un canal de televisión dirigido a multimillonarios.

La primera televisión por Internet dedicada al mundo del lujo ha puesto a la venta en exclusiva para España el que asegura que es el submarino privado más grande jamás construido, con diez camarotes, 460 metros cuadrados y un precio que asciende a 80 millones de euros.

El canal Theresa Bernabe está dirigido a multimillonarios y lleva el nombre de su creadora, una especialista en el mundo inmobiliario afincada en Puerto Banús (Marbella) con más de 3.000 propiedades de lujo a la venta, a las que ahora suma la comercialización de este sumergible, cuya capacidad de inmersión continua alcanza las 460 horas.

Un submarino como una nave espacial

Bernabé explicó que el denominado ‘Phoenix 1.000’ se construye por encargo, tiene unas dimensiones de 65 metros de largo y ocho de ancho y puede alcanzar velocidades de hasta 18 nudos a pesar de sus 1.500 toneladas de peso.

Dispone de una cámara acrílica climatizada fabricada con los mismos materiales que las naves espaciales de la NASA, por lo que ofrece la necesaria seguridad a los pasajeros para descender hasta 305 metros por debajo del nivel de mar.

El puente de mando del ‘Phoenix’ cuenta con pantallas táctiles y una avanzada tecnología que permite también atracar el sumergible a través del control remoto desde el exterior.

Debajo del puente de mando se encuentra el salón principal, al cual se puede acceder por escalera o ascensor, donde existe un bar y en el que se puede instalar un garaje para introducir un coche o un mini submarino.

En dicha planta están situados seis camarotes, cada uno de ellos decorado con un estilo distinto, que cuentan con aseos y ventanas en forma de lente para poder contemplar el fondo marino.

En el piso inferior se encuentra el comedor, una sala de cine privada, cuatro lujosas suites -todas con su propio baño completo- y una cocina equipada con neveras americanas, fogones a gas e, incluso, un climatizador de vinos.

El enclave «más impresionante» de observación del fondo acuático está situado en esta misma planta y se corresponde con una explanada submarina en forma de bola de cristal ubicada en el punto más adelantado de la embarcación.

«Es como volar por el fondo del mar», asegura uno de los propietarios del vehículo, que compara la experiencia con la descrita por Julio Verne en su obra «20.000 leguas de viaje submarino».

El canal Theresa Benabe constituye la primera televisión por Internet en Europa y Asia y la única del mundo cuya programación está dirigida a multimillonarios, a quienes se informa de inmuebles de lujo en venta, el mundo del motor, la hostelería, el ocio, el deporte, la belleza o el arte.

Art publicado diario 20 Minutos