Profesores denuncian la visión simplista de la educación que promueve Nicholas Negroponte


El Instituto de Recursos e Investigación para la Formación señala en un comunicado que el famoso “gurú” ignora el hecho de que a que el fin de la educación se proporcionar a los alumnos los conocimientos necesarios que permitan a aquets saber hacer, saber ser y saber convivir.

Comunicado integro

A partir de la presentación del proyecto “Uno portátil para cada niño” por parte de su director Nicholas Negroponte, acompañado de José María Aznar, en los cursos de verano de la Fundación Faes; desde el Instituto de Recursos e Investigación para la Formación (IRIF), con sede en Barcelona, y con 30 años de experiencia en el mundo de la educación consideremos que:

1. La visión que presenta en Nicholas Negroponte de la educación es simplista, puesto que iguala la información a la educación, ignorante el proceso de elaboración intermedio necesario para conseguir que los contenidos que se presentan esdevinguin un verdadero aprendizaje.

2. Como consecuencia de la primera consideración, este proyecto intenta dar respuesta al que consideran que es la educación: la adquisición de conocimientos (saber), aparte de los otros tres objetivos principales de la educación: saber hacer, saber ser y saber convivir.

3. La solución que se presenta, desde el proyecto “Uno portátil para cada niño” para educar los niños de los países más desfavorecidos, se basa sólo en la producción de un hardware aparenment asequible y con una posible conexión a Internet.

Desde IRIF, no creemos en la solución simplista que supone la introducción casi indiscriminada de ordenadores para favorecer la educación sino que, tal y como sucede en otros ámbitos (automovilístico, médico, etc.), no se introduce un ordenador estándar sino que se desarrollan elementos informáticos (hardware y software) adients para las necesidades detectadas.

La alternativa para introducir una informática educativa a la escuela, tal y como constatemos desde nuestro Instituto y de las investigaciones científicas en este campo, debe pasar por soluciones específicas para cada necesidad expresada por los diferentes col•lectivos del mundo educativo (alumnado, educadores y familias), para dar una respuesta informática para cada una de éstas necesidades detectadas (programación, exposición, estudio, memorización, investigación, ejercitación, conceptualización, evaluación de los aprendizajes, etc).

Así, no creemos que la introducción de los PC de manera sistemática a la escuela sea una solución educativa por ella misma, sino un elemento más dentro de un sistema de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que solucione todas las necesidades educativas detectadas a partir de la suma de hardware, software y contenido.