Estudiantes israelíes hackean Waze y crean un embotellamiento descomunal


Kevin Hart y otros actores pondrán voz a "Waze"

El objetivo era demostrar la facilidad de violar los datos que envia esta aplicación a sus usuarios.

 

Fue una congestión del tráfico descomunal que duró varias horas y en la que no se interfirieron ningún tipo de infraestructura urbana sino simplemente se enviaron datos falsos a la aplicación para que esta propusiera a sus usuarios rutas alternativas.

El Hackeo fue realizado por estudiantes de Technion, el Instituto Israelí de Tecnología, y consistió en un  programa capaz de generar una base de datos de usuarios falsos en la app, que se hacían pasar por personas reales con la finalidad de inventar una serie de reportes viales falsos.

El resultado fue tan demoledor que la propia Waze, hoy propiedad de Google, ha reconocido que estudiará la vulnerabilidad de su aplicación ante este tipo de situaciones.