Europa multa a Microsoft con 561 millones por no permitir elegir navegador en Windows 7 Service Pack 1


image

La Comisión Europea ha impuesto este miércoles una nueva multa de 561 millones de euros al gigante informático estadounidense Microsoft por haber incumplido su compromiso de incluir en su sistema operativo Windows una pantalla de opciones que permita a los usuarios instalar otros navegadores alternativos al Explorer.

Un total de 15 millones de clientes de Microsoft se vieron privados de la posibilidad de elegir buscador en la versión Windows 7 Service Pack 1 entre mayo de 2011 y julio de 2012, según Bruselas. Microsoft ha reconocido la infracción y la atribuye a un error técnico.

Se trata de la cuarta sanción financiera que Bruselas impone a Microsoft desde 2004. El importe total pagado por la empresa de Redmond supera ya los 2.200 millones de euros. Es la primera vez que el Ejecutivo comunitario multa a una compañía por incumplir los compromisos asumidos para corregir un abuso de posición dominante.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha señalado que estos compromisos juegan "un papel muy importante" porque permiten "soluciones rápidas a problemas de competencia". "Un incumplimiento es una infracción muy grave, que debe sancionarse en consecuencia", ha agregado.

La pantalla de opciones en Windows para permitir a los usuarios elegir navegado era una de las medidas correctivas impuesta a la empresa de Redmond en 2009 en el marco del expediente abierto por Bruselas por abuso de posición dominante. El objetivo era evitar que Microsoft impusiera a los usuarios su propio navegador Explorer y expulsara del mercado a sus rivales y la obligación estaba vigente hasta 2014.

Mientras se aplicó, la pantalla para elegir navegador "tuvo un gran éxito entre sus usuarios", según Bruselas. Así, hasta noviembre de 2020, un total de 84 millones de navegadores se descargaron a través de ella.

A la hora de calcular el importe de la multa, la Comisión ha tenido en cuenta la gravedad y la duración de la infracción, la necesidad de garantizar el efecto disuasorio de la sanción y, como circunstancia atenuante, el hecho de que Microsoft ha cooperado con Bruselas y ha dado información que ha ayudado al Ejecutivo comunitario a investigar el caso de forma eficaz.

Microsoft reconoce el error

El gigante informático distribuyo un breve comunicado en el que afirmaba que "Asumimos toda la responsabilidad por el error técnico que causó este problema y hemos pedido disculpas por ello”.

La compañía estadounidense destaca que ha aportado a la CE una evaluación "completa y sincera" de la situación, y asegura que ha adoptado medidas para fortalecer su desarrollo de software y otros procesos para ayudar a que este error, o cualquiera similar, no se repita en el futuro.

Se trata de la cuarta sanción financiera que Bruselas impone a Microsoft desde 2004 y equivale al 1 por ciento de su volumen de negocios. El importe total pagado por la empresa de Redmond supera ya los 2.200 millones de euros. Es la primera vez que el Ejecutivo comunitario multa a una compañía por incumplir los compromisos asumidos para corregir un abuso de posición dominante.