Fotos de Google Street View, ¿una nueva invasión a la privacidad?


google-spy-petitSonría, usted está en Google»: las ‘fotos de calles’ de gran calidad difundidas desde hace poco por Google, que capturan al vuelo a numerosos paseantes en situaciones a veces delicadas, molestan a los defensores de la vida privada en Estados Unidos.

Después de que Google lanzara la semana pasada Street View, su nuevo servicio que ofrece fotos de las calles de San Francisco, Nueva York, Las Vegas, Miami y Denver, los sitios se pelean por rastrear las imágenes más picantes de paseantes en primer plano. La revista Wired incluso lanzó un concurso.

Entre la gente se puede ver a un hombre orinando (de espaldas), una pareja con poca ropa que toma sol en el césped, una joven en tanga, un joven que escala una reja, otro que entra en una tienda de libros para adultos, una pareja abrazada en la acera, un vagabundo que, según la prensa, fue asesinado después de que se tomara la foto…

Nada muy extraño, pero los paseantes pueden ser reconocidos, lo que generó controversia en Estados Unidos, donde es sin embargo perfectamente legal publicar sin restricciones las imágenes tomadas en lugares públicos, incluidas las personas. Algo que no ocurre en otros países como Francia.

Algunas imágenes plantean problemas más delicados. Así, Elaine Diamond, directora de una clínica de Miami que realiza interrupciones voluntarias de embarazos, querría que Google «remplace» la foto actual de la clínica que muestra en la puerta a manifestantes contra el aborto, explicó.

Según Google, se puede pedir que se retiren las fotos. «Pero todavía no lo logré, lo intenté rápidamente, no es tan fácil», dijo a AFP Diamond, que teme que la foto desaliente a las mujeres que quieren dirigirse a la asociación.

En cambio, la calidad de las imágenes, en las cuales uno puede desplazarse como si estuviera paseando, ofrece un «plus» a los internautas. «Pude visitar la calle de San Francisco donde me hospedaré durante mis vacaciones», celebró Philippe, un turista francés que prepara su viaje a Estados Unidos.

Google utilizó una flota de camionetas que recorrieron los centros de las ciudades tomando imágenes de 360 grados -las imágenes datan de hace varios meses- y planea extender el servicio a otras ciudades. Planea renovar las fotos regularmente, aunque no dio un calendario preciso para ello.

«Eso fue una intromisión en la vida privada para numerosas personas capturadas en las fotos de Google», protestó Rebecca Jeschke, portavoz de la Electronic Frontier Foundation (EFF), que milita por la defensa de la vida privada en internet.

«Lo que hizo Google no es ilegal. Es absolutamente legal tomar fotos en lugares públicos, y no queremos que eso cambie», dijo. «Pero es irresponsable. Podrían haber esperado a tener una tecnología capaz de borrar los rostros», opinó.

«Cada uno espera un poco de intimidad cuando se ocupa de sus actividades diarias», reflexionó Kevin Bankston, abogado de la asociación.

«¿Cuánto tiempo pasará antes que esto se convierta en vídeos en directo?», se preocupó en su blog John Battelle, reputado experto en internet.

Consciente de la legalidad de su accionar, Google declaró que «estas imágenes no son diferentes de la que cualquier persona puede fotografiar o ver en la calle».

La controversia se suma a las sospechas en torno a las imágenes por satélite del servicio Google Earth tras el intento de ataque terrorista contra el aeropuerto JFK de Nueva York revelado la semana pasada. El sitio especializado en documentos policiales ‘The Smoking Gun’ indicó que un presunto terrorista declaró que había usado las fotos aéreas de Google para preparar el atentado.

Google no es el único que propone fotos de calles en internet. Microsoft (MSN) también ofrece el servicio, aunque mucho menos detalladas.