Francia: Condenan a Acer por negarse a reembolsar el precio de Windows instalado en un PC


El fabricante informático Acer deberá reembolsar el costo del sistema operativo Windows a un cliente que notificó que no deseaba usar el producto de Microsoft, por lo cual exigía que se le descontará del precio de la computadora que había acabado de adquirir.

La decisión la tomó un tribunal francés luego de que un individuo identificado en los papeles de la corte como Antoine G presentara una demanda contra el fabricante taiwanés acusándolo de obligarlo a usar productos que no necesitaba, ya que lo único que quería comprar era el hardware y no el software preinstalado.

Según el tribunal, que se pronunció a favor del demandante, la venta del hardware y el software deben ir por separado e inclusive facturadas en modo diferente, por lo cual Acer deberá reembolsar el precio del software que su cliente no desea usar.

Agencias – De este modo, si la computadora costó 700 dólares, su fabricante deberá reembolsarle al cliente 180 dólares de Windows, 70 de Microsoft Works, 50 del PowerDVD, 45 por el Norton Antivirus y 43 por el NTI CD Maker.

Asimismo, deberá pagarle 500 euros de indemnización al cliente por haberse negado a pagarle el reembolso cuando lo había solicitado. En ese entonces, Acer le propuso un reintegro de únicamente 30 dólares sobre el valor de la computadora.

La Asociación Francesa de Usuarios de Linux (ASUL, por sus siglas en francés) celebró la decisión del tribunal y manifestó que es «la primera vez que un juez trata con profundidad problemas de este tipo», ya que en el pasado sólo encontraron negativas cuando exigían una separación entre la venta de hardware y software.

En su opinión, los fabricantes informáticos se niegan a vender computadoras sin software preinstalado para evitar la disminución de los márgenes de ganancia, lo cual afecta además la difusión de otro tipo de software diferente a Windows.