Game Tomorrow: una mesa redonda para explorar las nuevas posibilidades de los videojuegos


IBM, Sony y aDeSe analizaron las últimas tendencias, aplicaciones y especialización en el sector

IBM, Sony y aDeSe (Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento) analizaron el pasado viernes en Madrid las últimas tendencias, aplicaciones y especialización en el sector de los videojuegos.

La mesa redonda, que fue presidida por Jesús Martínez Ons, director de Global Engineering Solutions de IBM España, exploró una industria que incorpora los mayores niveles de innovación y avance tecnológico, pero que en España aún está mayoritariamente enfocada hacia el consumo y no hacia el desarrollo.

A nivel tecnológico los videojuegos son considerados por buena parte de la industria como un ‘banco de pruebas’, en el que la innovación tiene un peso fundamental. Por otra parte, hay proyectos que demuestran cómo las técnicas de desarrollo de videojuegos pueden aplicarse en terrenos como la educación, la salud, la seguridad, la industria o los proyectos humanitarios.

Un sector en desequilibrio

Carlos Iglesias, secretario general de aDeSe, señaloó que “pese a que nuestro país se mantiene, desde el año 2004, en el cuarto puesto del ranking europeo de consumo de videojuegos, España sigue compitiendo en clara desventaja con el resto de países situados en los primeros puestos como Reino Unido, Alemania y Francia, que tienen el denominador común de contar con el apoyo de sus respectivos gobiernos en gran parte de sus acciones de I+D+i”.

La industria del videojuego en España necesita, por tanto, un equilibrio entre consumo y desarrollo, pues el abismo existente en la actualidad entre ambos conceptos convierte al español en un mercado básicamente de distribución y consumo. “Pese a la precaria situación y falta de apoyo institucional en que viven las empresas de desarrollo de videojuegos en nuestro país, los datos constatan el ascenso imparable de esta industria que, con la atención necesaria por parte de la Administración, podría evolucionar como un mercado de trabajo con gran capacidad de crecimiento”, según Iglesias.

 

La tecnología Cell y PlayStation 3

Juan José Porta, arquitecto de IBM e ingeniero experto en Cell, destacó el creciente desarrollo tecnológico que está teniendo lugar en el sector de los videojuegos, del que el procesador Cell es uno de sus más importantes exponentes. La aparición de este procesador, en cuya creación intervinieron más de 400 ingenieros de Sony, Toshiba e IBM, abre una nueva era no sólo en el ámbito de la microelectrónica y las aplicaciones multimedia, sino también en áreas como la educación, la ciencia, la medicina y el establecimiento de las redes sociales. En este sentido, Porta ha explicado que “la tecnología Cell puede ser utilizada tanto en la generación de modelos 3D en diagnóstico de tumores por imagen como en operaciones petrolíferas y de otras fuentes de energía”.

Los videojuegos se han convertido en un banco de pruebas en muchos ámbitos de Tecnologías de la Información. “Se debe promover y facilitar el conocimiento sobre su arquitectura y modelos de programación entre los que dentro de unos años serán los responsables de idear, diseñar, construir y comercializar las aplicaciones que se basarán en él. Por ello, apoyamos diversos proyectos con instituciones académicas para impulsar la creación de cursos y programas de formación en este terreno”, afirmó Porta.

Por último, Cristina Infante, Senior Brand Manager de Sony Computer Entertainment, señaló el compromiso de Sony en que los beneficios de la tecnología se trasladen siempre al consumidor, ofreciéndole un sistema de entretenimiento que combina un alto realismo en escenarios, inteligencia artificial, alta definición y producción cinematográfica de primer nivel. En este sentido, Infante ha señalado que gracias la incorporación del procesador Cell en la PLAYSTATION 3, se dispone de un importante incremento de potencia del sistema.

“Este chip interviene en la gestión de múltiples cálculos necesarios para los videojuegos, como el procesamiento de sonido y vídeo y el cálculo de gráficos, así como en la entrada de dispositivos conectados, cámaras, mandos, Internet, etc.”