«Generación Y», unos egocéntricos que se miran al ombligo en internet


generation-meLa «generación Y» está obsesionada con sitios como MySpace o YouTube que «permiten autopromocionarse muy por encima de lo que nunca permitieron los medios tradicionales», indica un estudio de la Universidad de San Diego.

EFE.- Los universitarios de hoy son más egocéntricos que los de generaciones anteriores, algo agravado por las nuevas tecnologías, como internet, que potencian que los usuarios se miren al ombligo, según un estudio de la Universidad de San Diego.

El estudio, difundido esta semana, empleó un índice llamado Inventario de la Personalidad Narcisista para medir las reacciones de los participantes ante frases como estas: «El mundo sería un lugar mejor si yo lo gobernase», «creo que soy una persona especial» o «me gusta ser el centro de atención».

Titulada «Los egos se inflan con el tiempo«, la investigación pone de manifiesto que los estudiantes universitarios de la «generación del milenio» o «generación Y», aquellos nacidos después de 1982, son más narcisistas que sus predecesores.

El trabajo, elaborado a partir de las respuestas de cerca de 16.500 estudiantes de universidad que rellenaron cuestionarios sobre el mencionado índice entre 1982 y hasta 2006, concluye que casi dos terceras partes de los jóvenes de hoy son más narcisistas que los de generaciones anteriores.

«La sociedad se está haciendo más y más individualista», señaló a Efe Keith Campbell, profesor de psicología de la Universidad de Georgia y coautor de la investigación.

«Esto me produce mucha tristeza», señaló Jean Twenge, profesora de la Universidad de San Diego en California y directora del estudio.

«Me preocupa que estemos creando una sociedad en la que la gente va a tratarse malamente, en la calle o en sus relaciones personales», agregó.

Twenge es autora del libro «Generación Yo» subtitulado «Por qué los jóvenes estadounidenses son hoy más seguros de sí mismos, enérgicos e infelices que nunca».

Twenge cree que la política de autobombo que se implantó unos veinte años atrás en las escuelas estadounidenses podría explicar en parte esta ola de narcisismo.

Las nuevas tecnologías podrían estar alimentando el egocentrismo.

La generación Y está obsesionada con páginas de internet como MySpace, el sitio de redes sociales, o YouTube, para compartir videos, que «permiten autopromocionarse muy por encima de lo que nunca permitieron los medios tradicionales», indica el estudio.

El exagerado materialismo de la sociedad estadounidense, la educación ultrapermisiva que recibieron estos jóvenes, la fascinación por los famosos y por el género televisivo de los «reality shows» son otros factores que podrían explicar la tendencia.

Los investigadores señalan que este creciente egocentrismo es peligroso ya que se traduce en, entre otras cosas, un menor interés en formar relaciones íntimas, en ayudar a los demás o más agresividad cuando los sujetos se ven agredidos o insultados.

Twenge ve con escepticismo las opiniones de algunos expertos que creen que esta generación es más cívica y está más interesada en el voluntariado.

Esto, apunta Twenge en su página de internet (http://genme.livejournal.com), no tiene nada que ver con el altruismo: el trabajo no remunerado es obligatorio en muchos institutos y, por otra parte, muchos jóvenes se ven presionados a mencionar tareas de voluntariado en las solicitudes para ingresar en la universidad, un componente más de su currículum.

«La ‘Generación Yo’ es la primera que cree que todo el mundo debería tener un alto nivel de autoestima», señala Twenge en el libro, publicado la primavera pasada.

Se trata de una generación que creció con frases como «puedes ser cualquier cosa que te propongas»; «Cree en ti mismo»; «Nunca abandones tus sueños», y que se educó para pensar primero en uno mismo, dice la autora.

Sin embargo, apunta, el contraste entre el mundo real y el mensaje de que cualquier cosa es posible está creando grandes niveles de depresión y ansiedad.