Hackers de todo el mundo se reúnen en Las Vegas


Los ‘magos’ de la seguridad informática se reúnen desde el miércoles en las Vegas (Nevada, oeste de EEUU) para estudiar las nuevas armas utilizadas en la silenciosa guerra que libran en el ciberespacio los ‘hackers’ y quienes intentan neutralizarlos.

El nuevo aparato musical móvil de Apple, iPhone, el nuevo sistema de explotación de Microsoft, Vista, o incluso Leopard, la nueva versión del sisitema de explotación Mac OS X que Apple espera comercializar este otoño, son todos blancos de los piratas malintencionados de la Red.

Los expertos, reunidos en la undécima conferencia Black Hat (sombrero negro) de Las Vegas, lograron desvelar una veintena de nuevas fallas de seguridad en algunos de los programas más usados, y encontrar los medios de resolverlas.

Las conferencias Black Hat reúnen a los expertos de varias agencias gubernamentales estadounidenses y de las industrias del sector informático, así como investigadores independientes. Estos foros tienen lugar regularmente, en Las Vegas, Amsterdam, Tokio y Washington.

Jeff Moss, fundador de Black Hat, indicó a la AFP que la reunión tratará sobre todo la «evolución de la guerra en el ciberespacio en los últimos cinco años».

Los expertos se inclinarán principalmente al fenómeno cada vez más difundido de los ‘botnets’, mientras que Gadi Evron, experto estadounidense, tratará el tema de los ataques informáticos de los que fue víctima Estonia a comienzos de año, obligando a clausurar temporalmente sus ‘webs’ a varios bancos y administraciones de ese país.

Según los responsables estonios, los ataques provenían en parte de servidores de la administración rusa, incluido el escritorio del presidente del país, Vladimir Putin.

Los ataques comenzaron después del desplazamiento por las autoridades estonias de un monumento en memoria de los soldados soviéticos de la Segunda Guerra Mundial, que estaba instalado en el centro de Tallinn y fue conducido a un cementerio militar en las afueras de la ciudad.

Para Evron, quien formó parte del equipo enviado para ayudar a las autoridades estonias, se trataba de «la primera guerra en Internet».

Apenas finalizada la conferencia Black Hat, Las Vegas será desde el viernes la sede del décimoquinto congreso internacional de ‘hackers’, cuyos temas de estudio serán los mismos que los tratados en Black Hat, representando una señal de esta guerra sin piedad entre ambos bandos.