Intel lamenta que la Comisión Europa se oponga a que pueda realizar descuentos a sus clientes


En un comunicado hecho público ayer, el primer fabricante mundial de procesadores para ordenadores de sobremesa lamentó que la CE apoye la postura de AMD "que desde hace 10 años viene acusando a Intel de competencia desleal ante todo tipo de organismos.

El comunicado, suave en sus formas pero duro en su contenido, pone de manifiesto el malestar de Intel ante las nuevas acciones de la Comisión Europea que, en su opinión, buscan evitar que la compañía pueda reducir sus precios en beneficio de los consumidores.

Este es el comunicado oficial:

Naturalmente, estamos decepcionados que Comisión Europea haya decidido emitir un nuevo "Statement of Objections". El envío de un segundo Statement of Objections sugiere que la Comisión apoya la postura de AMD, estimando que se debería impedir a Intel competir justamente y ofrecer descuentos lo que resulta en precios más competitivos a los consumidores.

Vamos a evaluar este último Statement of Objections, respondiendo a todos sus puntos, pero está claro que las acusaciones provienen del mismo conjunto de reclamaciones que nuestro competidor, AMD, ha estado realizando a organismos reguladores y tribunales de todo el mundo durante más de 10 años.

Estamos seguros que el mercado global de microprocesadores funciona con normalidad y es muy competitivo tanto en Europa como en otras partes del mundo. La conducta de Intel ha sido siempre lícita, defendiendo la competitividad y beneficiosa para los consumidores. Como prueba de la existencia de un mercado de microprocesadores muy competitivo e innovador, los consumidores han podido beneficiarse de una reducción considerable de los precios, un aumento de la producción y una mejora exponencial en el rendimiento de los productos, incluido los nuestros.

Confiamos que nuestra respuesta mostrará que las acusaciones en el Statement of Objections no tienen fundamento.

La Opinión de la Comisión

Con este comunicado Intel responde a las conclusiones de una nueva investigación de la Comisión Europea en la que llega a la conclusión de "que los descuentos que practicaba iban dirigidos a eliminar a su único competidor en el mercado internacional, la también estadounidense AMD".

El portavoz comunictario precisó durante una rueda de prensa que "la CE no interviene para apoyar a una compañía o a otra, sino para proteger las normas antimonopolio de la UE, así como el interés de la economía y de los ciudadanos europeos en su conjunto".

Asimismo recordó que ya se ha confirmado en muchas ocasiones que los descuentos constituyen con frecuencia un abuso de posición dominante en el mercado, que motivan el abandono del negocio de las compañías competidoras, perjudicando a los consumidores que ven sus posibilidades de elección reducidas

[tags]Intel, Comisión Europea[/tags]