Jobs amenazó a Palm si no paraba de “robarle” empleados.


image

El cofundador de Apple Steve Jobs amenazó con presentar una demanda de patente contra la compañía Palm si su presidente ejecutivo no se comprometía a abstenerse de la ‘caza furtiva’ de empleados de Apple, según un documento judicial hecho público este martes.

   El comunicado de Jobs apareció en una demanda civil interpuesta por cinco trabajadores tecnológicos en contra de Apple, Google, Intel y otras compañías, alegando una conspiración ilegal para eliminar la competencia de los demás empleados y reducir los salarios.

   Las empresas de tecnología demandadas han intentadomantener en secreto una serie de documentos. Sin embargo, la jueza de distrito de San Jose (California), Lucy Koh, rechazó partes de esa petición, lo que llevó a los detalles de 2007 sobre las comunicaciones de Jobs con el entonces presidente ejecutivo de Palm, Edward Colligan, pasando a formar parte del registro público.

   Steve Jobs se propuso eliminar la competencia entre las dos compañías por el talento de empleados, según una declaración jurada de Colligan citada por los demandantes. "Jobs también sugirió que si Palm no estaba de acuerdo con ese acuerdo, Palm podría enfrentarse a demandas por infracción de patentes de Apple", dijo Colligan en el comunicado.

   Un representante de Apple no pudo ser inmediatamente contactado para hacer comentarios este martes. Por su parte, unportavoz de Hewlett-Packard (HP), compañía que adquirió Palm, tampoco pudo ser localizado.

   Colligan dijo a Jobs que el plan era "probablemente ilegal", y que Palm no se "intimidaría" por la amenaza. "Si usted elige el camino del litigio, podemos responder con nuestras propias reclamaciones basadas en los activos de patentes, pero no creo que el litigio sea la respuesta", dijo.

   En 2010, Google, Apple, Adobe Systems, Intel, Intuit y Pixar, unidad de Walt Disney, llegaron a un acuerdo de una investigación del Departamento de Justicia de EE.UU. que les impide aceptar y  abstenerse de la caza furtiva de empleados.

   El Departamento de Justicia de California y los reguladores estatales antimonopolio también demandaron a eBay a finales del año pasado sobre una supuesta ‘caza furtiva’ con Intuit. En una presentación ante el tribunal este martes, eBay le pidió a un juez de EE.UU. que desestimara las demandas del gobierno, diciendo que la compañía no había hecho nada malo.

   En el derecho de competencia "no existe la microgestión de la interacción entre los funcionarios y directores de una empresa pública", dijo eBay en su presentación. Un portavoz del Departamento de Justicia no pudo ser contactado inmediatamente.

   Koh está reflexionando sobre si la demanda civil puede proceder como una demanda colectiva, lo que daría a los demandantes más poder para extraer un gran asentamiento. Los abogados querellantes han estimado que los daños podrían ser de cientos de millones de dólares.

   En la audiencia de la semana pasada, Koh citó correos electrónicos entre los altos ejecutivos como prueba clave para los demandantes, aunque el juez también dijo que en el análisis económico de los demandantes había "agujeros".

   El juicio de este martes detalló cómo Google ha desarrollado sus acuerdos sobre ‘no contratar’. Cuando el director de recursos humanos de Google pidió al entonces presidente ejecutivo, Eric Schmidt, compartir sus peticiones de ‘no contratar’ con los competidores, Schmidt -ahora presidente ejecutivo de la compañía- aconsejó discreción.

   "Schmidt respondió que prefería que esa información fuera compartida "verbalmente, ya que no deseaba dejar cualquier rastro en papel por lo que se pueda demandar más tarde", dijo, según el documento judicial. En un correo electrónico este martes, el portavoz de Google, Niki Fenwick dijo que Google ha sido "siempre activa y agresiva reclutado a los mejores talentos".

   Se espera que Schmidt sea interrogado por los abogados querellantes el próximo mes.