La Biennale de Venecia, el festival de cine más antiguo del mundo


Imagen

Este año celebra su 75 aniversario.

«En el Oscar cuenta el dinero. En Venecia, los cineastas y los actores», comentó, hace algunos años, el astro de Hollywood Sean Penn.

ImagenAño tras año, la «Biennale» ha conseguido atraer a numerosos artistas y directores que encontraban en este certamen el lugar ideal para presentar sus últimos trabajos.

De nuevo, este 29 de agosto la «mostra» volverá a abrir sus puertas hasta el 8 de septiembre y por la alfombra roja desfilaran desde estrellas consagradas como George Clooney y Brad Pitt hasta los exponentes más destacados del cine de autor.

La Biannale tiene el merito de ser el festival de cine más antiguo del mundo. La primera película que se exhibió en las terrazas del hotel Excelsior fue Dr. Jekyll and Mr. Hyde, del director de Hollywood Rouben Mamoulian. En aquel entonces aún no existía el tan codiciado León de Oro, premio mayor del certamen.

La época dorada de la mostra fue unos años más tarde. Directores como Federico Fellini, Luchino Visconti, Michelangelo Antonioni, Pier Paolo Pasolini prestigiaron internacionalmente el certamen. Era la epoca dorada de la «dolce vita», entre los años 50 y 60. Nunca más hubo tantos cineastas italianos de renombre internacional.

Las convulsiones sociales y politicas de los 60 estuvieron a punto de acabar con la Mostra. Intelectuales y cineastas de la izquierda, reacios a ese espectaculo de lujo y glamour en el que se había convertido la «Biennale» organizaron un festival alternativo.

La crisis del cine italiano y la asunción de algunos valores independientes llevaron a la Mostra a su declive. El Festival dejo de celebrarse en el 69 hasta que diez mas tarde (1979) volvió de nuevo a entregar sus prestigiosos leones de oro.

«No evaluamos bien las realidades de un cine dominado por las leyes económicas», comentó en aquel entonces el director y comunista Gillo Pontecorvo. «El único resultado fue que los festivales rivales se aprovecharon de la desaparición de Venecia», recordó amargamente al ver como otras muestras europeas combinaban el cine comercial con la apuesta independiente robandole el protagonismo que durante años había tenido la mostra italiana.

Imagen

La sede oficial de Bienal de Cinema se encuentra en el Palacio de Cinema de Lido, la playa veneciana bañada por el mar Adriático.

Imagen