La crisis también afecta a los más ricos del planeta, son un 19% más pobres


millonarios crisis

El fundador de Microsoft, Bill Gates, y su amigo Warren Buffett lideran una vez más el selecto club de los 400 estadounidenses más ricos, que en este año de crisis y estafas se han vuelto un 19 por ciento más pobres, informó ayer Forbes.

Desde que en 1982 la revista estadounidense empezó a elaborar su lista Forbes 400 sólo ha observado una caída del patrimonio de los más ricos del país en cinco ocasiones. En este año el descenso ha sido de 1,57 a 1,27 billones de dólares en sólo doce meses.

«El vacilante mercado de capitales y los precios inmobiliarios, junto a estafas y divorcios, han causado pérdidas patrimoniales entre 314 integrantes de la lista (el doble que el año pasado) y ha expulsado de la misma a 32 plutócratas», explica Forbes.

Dichas circunstancias, además, han hecho bajar en un 27 por ciento el único listón que hay que superar para unirse al club, pues en 2008 se necesitaba una fortuna de al menos 1.300 millones de dólares y ahora «sólo» 950 millones.

Ello ha permitido que 19 personas hayan logrado su ingreso por primera vez, entre ellas el máximo responsable de Marvel, Isaac Perlmutter, quien ocupa el puesto 230 en un año en que el gigante de los cómics ha acordado integrarse en Walt Disney.

También se estrenan Jack Dangermond, fundador de ESRI, la mayor compañía del mundo en software de localización geográfica, y Jeffry Picower, que ganó miles de millones con Bernard Madoff, antes de que éste confesara la mayor estafa en la historia de Wall Street.

Entre las 32 personas que este año pierden el honor de integrar la lista -disponible en www.forbes.com/richest_400– destacan Allen Stanford, encarcelado por orquestar un fraude 7.000 millones de dólares, y Sanford Weill, ex presidente de Citigroup.

También salen los hermanos Frank y Lorenzo Fertitta, máximos responsables de Station Casinos, una firma administradora de casinos de Las Vegas que en julio se declaró en quiebra, y el ex directivo de Google Omid Kordestani, defenestrado por las pérdidas que le causó su divorcio de Bita Daryabari.

En cuanto a los multimillonarios que se mantienen a la cabeza de un listado donde la edad media es de 65,8 años, Forbes calcula que nueve de los diez primeros han sufrido pérdidas considerables, a excepción del fundador de Oracle, Lawrence Ellison, que mantiene intacto su tercer puesto y su fortuna de 27.000 millones.

En conjunto, los 10 primeros han perdido 39.200 millones en un año, aunque el peor caso es el de Buffett (en segundo puesto), ya que su fortuna, gestionada a través de Berkshire Hathaway, se ha reducido en 10.000 millones, hasta 40.000.

Buffett está precedido un año más por su amigo Gates, que ha visto reducirse en 7.000 millones su fortuna, hasta 50.000 millones, y le sigue Lawrence Ellison.

Del cuarto al séptimo puesto copan también este año la lista los cuatro herederos del imperio Wal-Mart, la mayor cadena de supermercados del mundo, fundada por su padre, Samuel Walton.

Aunque en el último año su fortuna se ha reducido en 2.500 millones, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, es un año más el octavo estadounidense más rico, con un patrimonio de 17.500 millones.

Le sigue con una fortuna de 16.000 millones cada uno, Charles y David Koch, responsables de convertir el negocio familiar en Koch Industries, la mayor empresa no cotizada de EE.UU. con la invención de un método para refinar gasolina del petróleo.

Entre los grandes perdedores de este año que aún se mantienen en la lista figura el magnate de casinos Kirk Kerkorian (que ha visto reducir su fortuna en 8.200 millones), el fundador de Rent-A-Car, Jack Taylor (que ha perdido 7.000 millones) y la reina de la televisión estadounidense Oprah Winfrey ( cuyo capital se ha reducido en 400 millones).

De los 28 únicos integrantes del club que han visto subir sus fortunas este año destaca Andrew Beal, un banquero que ha logrado triplicar su patrimonio precisamente comprando créditos baratos y otros activos financieros que han estado en el corazón de la crisis que tanto daño ha hecho a muchos otros colegas.

Algo parecido le ha pasado al presidente de Appaloosa, David Tepper, que ahora es un 70 por ciento más rico por comprar acciones de Bank of America cuando más bajas estaban.

Según Forbes, de los 400 integrantes de la lista, 274 tienen el mérito de haber creado sus propias fortunas, 83 viven en California y 65 en Nueva York y 117 se han divorciado al menos una vez. El más joven es el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, con 25 años, y el más anciano, el mangante John Kluge, con 95.

[tags]Forbes[/tags]