La Junta de Extremadura saca a concurso el proyecto de modernización


La Junta de Extremadura ya ha decidido hacia dónde orientar la evolución del LinEx SP (Sector Público), la versión de la distribución extremeña de software libre destinada a servir de plataforma tecnológica desde la que suplir completamente al software propietario en los 10.000 equipos informáticos que utilizan a diario los empleados públicos en el sistema administrativo extremeño.

El LinEx SP será lo que en terminología especializada se llama "cliente ligero de red", una versión derivada del LinEx estándar a la que se habrá aligerado de todos aquellos paquetes de software no relacionados con el desempeño de tareas de tipo administrativo. Así lo recoge el pliego de especificaciones técnicas publicado la semana pasada en el Diario Oficial de Extremadura al que habrán de ajustarse las empresas participantes en el concurso convocado por la Junta a través del CESEX para desarrollar la versión 2.0 del LinEx SP.

Desde la Junta de Extremadura explican que con ello se pretende adecuar las características de la distribución a las necesidades presentes y futuras de un sistema administrativo extremeño en constante proceso de modernización. Con su generalización en el sistema administrativo extremeño se habrá conseguido la estandarización de las herramientas tecnológicas a disposición de los empleados públicos y eliminado los problemas de interoperatividad que se acusan en la actualidad.

De igual forma el LinEx SP 2.0 ajustaría su configuración a un modelo de conectividad basado en un sistema LDAP (Lightweight Directory Access Protocol) capaz de identificar dónde se encuentra cada ordenador, cuál es su IP, cuáles son los servicios de los que dispone o quienes son sus usuarios certificados. Este mismo sistema es el que va a permitir que cualquiera de los empleados públicos de la Junta de Extremadura pueda acceder a sus archivos desde cualquiera de los ordenadores conectados a la LDAP por medio de unas claves de usuario y contraseña.

Las versiones SP de LinEx no precisan tampoco prescindir de drivers propietarios como el plugin de Flash o la máquina virtual de Java puesto que no están destinadas a su pública distribución sino a un uso estrictamente interno en las dependencias de la Junta de Extremadura.

De otro lado la nueva versión ya no estará basada en el kernel del veterano Debian Sarge sino en Debian Etch al que se añadirán las actualizaciones de Debian Lenny que sean posibles lo que, en la práctica, supone actualizar la base de todo el sistema a fin de incorporar las versiones más modernas de todos los programas: el entorno gráfico, el Openoffice, Firefox y, desde luego, el kernel, que va a proporcionar a la distribución lo último en soporte de hardware.

El desarrollo de LinEx SP 2.0 se encuentra, por tanto, en proceso de adjudicación. La inversión, en principio, asciende a 204.000 euros, e incluye el mantenimiento por un año de la versión testada, la actualización de repositorios, soporte de hardware y corrección de errores.

[tags]Linex, Junta de Extremadura[/tags]