La justicia australiana prohíbe el 'PSJailbreak' para piratear PS3


Sony Computer Entertainment está siendo extremadamente hermética con respecto a su proceder tras el anuncio de que Playstation 3 había sido 'hackeada' mediante un dispositivo USB.

Sin embargo, lo que está claro es que la compañía está actuando con firmeza y tomando medidas legales, ya que después de haber comenzado a 'banear' a usuarios que utilizaran copias piratas, ha ganado una pequeña batalla.

El Juzgado Federal de Australia ha prohibido las ventas del 'PSJailbreak' y ha ordenado a la compañía dejar de vender el dispositivo y a entregar una pequeña parte de sus existencias a Sony, que las estudiará para poder combatir el dispositivo mediante actualizaciones del 'firmware' de su consola.

La justicia australiana ha establecido que no es posible distribuir estos dispositivos tanto a un particular como venderlos al por mayor.

Al igual que en España, la venta de 'modchips' en Australia es legal. Esto no ocurre, por ejemplo, en Estados Unidos, donde una persona puede modificar su equipo pero no vender herramientas para que otros puedan ejecutar copias piratas en él.

La justicia australiana ha sido excepcional en este caso debido a que el 'PS Jailbreak' no sólo modifica la máquina para que pueda ejecutar copias piratas o programas caseros sino que en sí misma permite copiar al disco duro una copia pirata del juego desde un original.

[tags]Playstation 3,Videojuegos PS3,PSJailbreak[/tags]