Llamar desde el extranjero con el móvil solo costará 49 céntimos por minuto


El recorte en un 70% de las tarifas del uso del móvil en el extranjero comenzará a aplicarse desde agosto.

El reglamento establece que la tarifa máxima de ‘roaming’ (‘eurotarifa’ o ‘tarifa de protección al consumidor’) bajará hasta 49 céntimos por minuto para las llamadas realizadas y a 24 céntimos por minuto para las recibidas; mientras que el precio mayorista –el que paga un operador por usar la red de otra compañía en el extranjero– queda en 30 céntimos. ‘Estos topes significan una reducción sustancial de hasta el 70% de las tarifas estándares en los mercados actuales’, aseguró Reding.

El reglamento se publicará en el Diario Oficial de la UE el próximo 29 de junio, según anunció el secretario de Estado de Economía de Alemania, que ocupa la presidencia del Consejo, Joachim Wuermeling. A partir de este momento, los operadores tienen un plazo de un mes para ofrecer la nueva ‘eurotarifa’ u otras ofertas alternativas a sus clientes. A los clientes que respondan de inmediato, los nuevos topes podrían aplicárseles desde agosto, según Reding, mientras que en septiembre la ‘tarifa de protección del consumidor’ cubrirá automáticamente a todos los consumidores que no hayan optado por una alternativa.

La comisaria de Sociedad de la Información explicó que la nueva norma protegerá a los pequeños operadores de telefonía móvil al establecer un tope a las tarifas mayoristas. Estos topes ‘son lo suficientemente altos para permitir a todos los operadores, grandes o pequeños, un margen razonable’.

Defensa del consumidor y de la competencia

El representante de la presidencia alemana aseguró que este reglamento sobre el ‘roaming’ era necesario porque existía un ‘fallo de mercado’, ya que los usuarios no tenían libertad de elección y los operadores aprovechaban el cruce de una frontera para cobrar unas ‘tarifas excesivas’.

Wuermeling destacó la importancia de que la norma no imponga una tarifa única sino únicamente un tope máximo ‘para evitar abusos’. ‘Tenemos la esperanza de que los operadores y los usuarios puedan llegar a acuerdos sobre tarifas inferiores a la tarifa regulada’, señaló.

Por su parte, el ponente parlamentario sobre el ‘roaming’, el conservador austriaco Paul Rübig, aseguró que el nuevo reglamento garantiza que la factura del móvil tras un viaje ‘no supere el precio del hotel y del vuelo’. Además, contribuirá a su juicio a que los operadores de móvil acaben ofreciendo a sus clientes una tarifa plana mensual con todo incluido.

‘El desafío es llegar a esto, porque en comparación con la banda ancha o la telefonía fija terrestre todavía tenemos este retraso’, dijo Rübig.

Un proceso gradual en tres años

La ‘eurotarifa’ irá disminuyendo durante los tres años que esté en vigor el reglamento, dos céntimos el primer año y tres céntimos el segundo. En 2008 será de 46 céntimos para llamadas realizadas, 22 para las recibidas y 28 para los mayoristas; y en 2009 caerá hasta 43, 19 y 26 céntimos respectivamente. Después, la norma dejará de aplicarse salvo que los precios no hayan bajado y la Comisión considere que es necesario prorrogarla con las enmiendas necesarias.