Los usuarios desconectados de la Xbox Live demandarán a Microsoft


El bufete de abogados estadounidense Abington IP busca usuarios bloqueados por el servicio online de Xbox con el objetivo de plantear una demanda colectiva.

El pasado 11 de noviembre, Microsoft bloqueó el acceso a miles de usuarios de Xbox Live por haber modificado la consola de videojuegos.

Desde Abington IP reconocen que la decisión tomada por Microsoft es razonable e incluso legal de acuerdo con las normas de acceso al servicio, pero los acusa de actuar con mala fe y en pleno lanzamiento de «Call of Duty: Modern Warfare 2» y «Halo 3: ODST», por lo que la firma de abogados señala que la desconexión se realizó estratégicamente para obtener más suscripciones y porque «las ventas de ambos juegos se habrían visto gravemente dañadas si los ‘baneos’ se hubieran producido antes del lanzamiento de estos títulos».

El bufete de abogados también aseguró que tienen constancia de que la expulsión masiva de Xbox Live que realizó Microsoft afectó a otras funcionalidades como el funcionamiento del disco duro y servicios asociados con Internet, como Netflix, que no tienen que ver con la piratería o el mal uso de la Xbox, y que involucró la obtención de información de consolas sin permiso de sus dueños.

Microsoft proseguirá en sus acciones

El gigante del software ha salido al paso de las informaciones sobre una posible demanda y las quejas de los usuarios afirmando que su actuación fue correcta y que no cesará en su labor para desterrar la piratería del mundo de los videojuegos.

Desmintió que el número de usuarios bloqueados ascienda al millón y que todos los poseedores de una Xbox Live conocen que entre las clausulas para conectarse a Xbox Live figura la prohibición de consolas modificadas.

«Creo que estamos haciendo un gran trabajo. Estamos decididos a seguir mejorando», dijo Marc Whitten, representante de Xbox Live

[tgs]Videojuegos Xbox 360,Xbox Live,Microsoft[/tags]