Metaversos, una novela inspirada en Second Life


metaversosTranscripción de la entrevista a LUIS BESA, autor de Metaversos, para «Anika Entre Libros», por Joseph B. Macgregor.

Metaversos es la primera novela de Luis Besa (1965), periodista, experto en comunicación económica, licenciado en Filosofía y que ha publicado además algunos ensayos de temática histórica. El autor nos plantea un relato de aventuras, humor e intriga a partir de la recreación de una economía paralela que se desarrolla dentro de un entorno virtual en 3-D, inspirado en Second Life. Así, los metaversos no son más que «realidades» virtuales en donde los participantes se relacionan social y económicamente mediante la utilización de otra «personalidad» o avatar. Cada uno de estos avatares se mueven en una serie de escenarios en 3-D, que no son más que sociedades, ciudades, civilizaciones (mundos virtuales) con capacidad de desarrollarse, avanzar, progresar… o no (como en los juegos de estrategia o en como sucede en los famosos SIMS).

Actualmente, entornos virtuales como Second Life, Eve On Line, Entropía Universe, Legends of Norrath, etc. se han convertido en un recurso importantísimo para que grandes empresas económicas desarrollen sus negocios. En el caso de Second Life, se alternan visitantes que participan solamente por sentir la emoción de vivir «otras vidas», pero también entran otros que utilizan las ventajas que les ofrece el entorno 3D para promover negocios, encuadrados principalmente dentro del sector del entretenimiento: discotecas virtuales, lugares dedicados al sexo o casinos. Existe incluso un periódico de negocios de Second Life. Y hasta el propio autor presentó su novela dentro del entorno virtual de Second Life.

Es decir, el autor parte de un fenómeno que está sucediendo actualmente y lo lleva hasta sus últimas consecuencias: a mediados del siglo XXI, las plataformas virtuales se han convertido en el motor esencial que impulsa la economía mundial.

Nuestro colaborador, Joseph B Macgregor, conversa con Luis Besa sobre aspectos interesantes de “Metaversos”, una novela que no te dejará indiferente.

luisbesa1…A mí como lector me revientan las obviedades y saber en la página cien cuál será el final. Claro, corres el riesgo de que el lector no esté por la labor y abandone la lectura…

ENTREVISTA

– ¿Cómo surge la idea de desarrollar una trama de acción y aventuras dentro de un entorno virtual en 3-D, inspirado en Second Life?

Luis Besa:

El objetivo literario era narrar una historia que alternase dos contextos históricos distintos pero manteniendo en todo momento un mismo hilo narrativo, que los personajes deambulasen por los siglos con total naturalidad y sin artificios. Un día de 2005, preparando un cuentecillo, comprendí que la bisagra tecnológica que permitía eso era la emulación virtual de escenarios históricos, y lo más importante, que para ser verosímil esta emulación debía reflejar y permitir los flujos económicos libres. Debía ser un mercado que interactúa con la “economía real”

– ¿Y de qué modo te has informado para escribir “Metaversos”? ¿Has entrado en el entorno, lo has explorado…?

Luis Besa:

Metaversos se fue escribiendo en paralelo al boom de Second Life, así que la exploración de SL vino más tarde. Sí tenía buena información y experiencia en lo tocante a juegos y, en especial, los MMORPG (Los juegos masivos de rol on line)

– ¿Podrías explicar a lectores profanos en estas cuestiones virtuales en que consiste exactamente Second Life?

Luis Besa:

Imagina una página web hecha con elementos 3D interactivos y configurada como una ciudad. En lugar del mouse, para movernos por ella tenemos un avatar, otro gráfico 3D que nos representa en ese entorno. La multiplicación por varios millones de usuarios a la vez conectados entre sí es Second Life.

– Es decir, si no he entendido mal los metaversos no son más que «realidades» virtuales en donde los participantes se relacionan social y económicamente mediante la utilización de otra «personalidad» o avatar. Cada uno de estos avatares se mueven en una serie de escenarios en 3-D, que no son más que sociedades, ciudades, civilizaciones (mundos virtuales) con capacidad de desarrollarse, avanzar, progresar… o no (como en los juegos de estrategia o en como sucede en los famosos SIMS). ¿De qué modo la economía están haciendo uso de estos entornos en la actualidad?

Luis Besa:

Nuestro avatar es una proyección de nuestro yo, pero ante todo, el avatar es un interfaz (o un nivel más de interfaz) a través del cual interactuamos con el programa de 3D interactivo. El principal nicho económico es el de los videojuegos. Se utiliza, también, en ocio y relación personal. En Second Life, las fiestas y el ligoteo funcionan muy bien, también hay un incipiente mercado del sexo (el sexo es la oferta comercial por la que suele empezar todo). A otros niveles, la economía “clásica” está empezando a interesarse en el tema, ya que permite un mayor grado de personalización en la información al usuario. Y eso es muy importante en marketing. Pero hay mil campos, el diseño colaborativo, la enseñanza, la organización de eventos, la emulación arquitectónica, paisajística… Las posibilidades son muchísimas.

– ¿Crees que es acertado incluir tu novela dentro de la ciencia-ficción?

Luis Besa:

Depende de lo que entiendas por CF. Obviamente Metaversos no es una space opera. Pero esencialmente es una anticipación de unas tecnologías actuales a una sociedad futura. Es una aventura en un mundo posible, con dosis de especulación socioeconómica, además de fantasía. Es perfectamente encasillable como CF.

– ¿Pertenece al subgénero del cyberpunk también?

Luis Besa:

Ahí ya tengo más dudas. Al principio, más que nada por la definición de los personajes, había algo de punk. Pero viendo el resultado final creo que es más bien “cyberpop”. Indudablemente, Metaversos habla de mundos virtuales en un entorno globalizado, eso suena bastante a subgénero.

– Una de las novelas más reputadas de Neal Stephenson «Snow Crash» posee algunos puntos en común con “Metaversos”. Hiro, el protagonista de «Snow Crash» vive dos existencias, la real como repartidor de pizzas y otra virtual como príncipe guerrero. También tú juegas con dos «realidades». ¿De qué modo la novela de Stephenson te sirvió como referencia o influencia? ¿Qué diferencias piensas que existen entre una y otra?

Luis Besa:

– Tal vez pesó más «Criptonomicon», que me gustó mucho y la leí por la época. Por aquel entonces, no había leído «Snow Crash», escrita en el 92 y que da carta de naturaleza al concepto de metaverso. La diferencia radica en que el metaverso de Stephenson es hoy una realidad. En Metaversos la aportación más original es la fundamentación económica y su utilización como emulación histórica.

– ¿Y de William Gibson? ¿Reconoces algún tipo de influencia?

Luis Besa:

Ya me gustaría a mí escribir como Gibson. A veces pienso que el Cyberpunk empieza y termina con Gibson. Hombre, de todo lo que quieres siempre acaba cuajando alguna influencia en lo que escribes, pero mi mayor influencia estilística la marca los muchos años que he trabajado en prensa escrita.

– El punto de partida me parece muy interesante. Actualmente, entornos virtuales como Second Life, Eve On Line, Entropía Universe, Legends of Norrath, etc. se han convertido en un recurso importantísimo para que grandes empresas económicas desarrollen sus negocios, es decir, partes de un fenómeno que está sucediendo actualmente y lo llevas hasta sus últimas consecuencias: a mediados del siglo XXI, las plataformas virtuales se han convertido en el motor esencial que impulsa la economía mundial.

Luis Besa:

Efectivamente. Parto de un integración absoluta de esa economía en la real a través de emulaciones de pasillos comerciales históricos, en concreto la Liga Hanseática y la Ruta de la Seda. A través de las plataformas aplico a estos juegos conceptología “sui generis” macroeconómica como la convertibilidad de activos, la libre implementación de desarrollos o la propiedad virtual como generadora de plusvalías y regulada globalmente.

– Pero ¿crees que esas plataformas digitales tendrán ese poder en el futuro, hasta el punto de manejar todos los resortes de la economía mundial?

Luis Besa:

Felizmente, los resortes de la economía se basan en el trabajo y las cambiantes necesidades humanas, y eso es una fuerza caótica, libre, y por tanto, impredecible. Puede parecer que hay empresas que controlan el mercado, pero es algo más exacto afirmar que es el mercado el que sostiene a las empresas. Si la sociedad es conformista el mercado es conformista, si es estúpida, el mercado también.

– En los primeros capítulos, los protagonistas mantienen conversaciones en la que emplean términos o conceptos de carácter empresarial o económico, ¿no crees que pueden resultar algo complicadas de seguir para el lector neófito en tales cuestiones?

Luis Besa:

Metaversos tiene mucho de thriller económico. No creo que ese sea un problema, más bien es un aliciente, otra cosa es que en determinados capítulos el autor haya estado más torpe que de costumbre y algún lector se aburra. Yo necesitaba esbozar al principio de la novela la definición literaria de las economías virtuales y tal vez algún lector se sienta abrumado. Culpa mía. En mi favor diré que una vez resuelto esto el clímax se mantiene sin problemas hasta el final.

– La trama principal se sustenta en dos mundos: uno real y otro virtual ¿Crees que están bien delimitados narrativamente?, es decir, ¿piensas que al lector le resultará fácil ubicarse adecuadamente en todo momento?

Luis Besa:

Lógicamente, hasta que no te haces con las claves del relato puedes sentirte descolocado, sí. El reto está en escribir con la amenidad suficiente y con los suficientes elementos de intriga como para animar al lector a seguir adelante. Luego, a la intriga le sigue la acción, mucho más agradecida desde el punto de vista del lector. Acabado el primer tercio de la novela ambos planos se equilibran sin mayores problemas y se complementan.

– ¿Y de que modo piensas que has conseguido ese equilibrio?

Luis Besa:

Una vez tienes claro cuáles son los avatares de los personajes principales es muy sencillo. Llega un punto que las tramas virtuales, con mucha más acción, se comen a las reales hasta que confluyen en el mismo final.

– En alguna crítica que he leído sobre “Metaversos”, se afirma que al principio (hasta más o menos la mitad de la novela) cuesta un poco ubicarse y saber quién es quien, pero que después la cosa mejora bastante ¿Qué opinas de esto?

Luis Besa:

Que es básicamente verdad, aunque yo lo limitaría al primer cuarto de la novela. Quise experimentar un poco, sólo un poco, y no dárselo todo mascado al lector, aunque, por lo que veo, los resultados no son los esperados. A mí como lector me revientan las obviedades y saber en la página cien cuál será el final. Claro, corres el riesgo de que el lector no esté por la labor y abandone la lectura.

– El planteamiento inicial me pareció sumamente interesante, moviéndome incluso a la reflexión posterior sobre si algún día perderemos cualquier contacto con la REALIDAD, prefiriendo vivir otras «vidas» sentados frente a una pantalla de nuestro monitor, enganchados a un mundo que no es de verdad sino imaginario, o si por el contrario lo real terminará ganando la partida a lo virtual definitivamente.

Luis Besa:

No sé que decir. Lo virtual es una parte de la realidad. Las tecnologías pueden vivirse como un aislante social o como un catalizador de la comunicación entre las personas. Depende de cada cual. En mi novela se plantea un mundo donde en lugar de trabajar de funcionario de Hacienda, por ejemplo, es posible trabajar de mercenario serbio al servicio de un khan. Visto así, la tecnología actúa como un factor de mejora. Pero también tienen su lado deshumanizador, cierto.

– De todos modos, tu principal prioridad es entretener y divertir a los lectores y no tanto hacerlos reflexionar…

Luis Besa:

No soporto una novela que no sirva para dar placer. La historia debe ser interesante para el que la lee, y ya puestos, original y novedosa. Otra cosa es rehuir la reflexión, que bienvenida sea. Yo planteo una hipótesis a partir de las economías virtuales que, para el que esté interesado, tiene su aquel. Pero el objetivo no es reflexionar sobre Second Life, sino pasar un buen rato.

– ¿Cómo definirías a Musta El-Habib?

Luis Besa:

Un tipo turbio, algo putero, solitario y reservado. Un ser enigmático desbordado por los acontecimientos.

– ¿Crees que existe alguna diferencia entre él y Karim de Baabec, su avatar? ¿Cuáles serían éstas?

Luis Besa:

Karim es la manifestación de Musta en la economía virtual, pero no es Musta, es una programación regida por Musta “optimizada” para responder exitosamente a los retos y reglas de la economía virtual. Personalmente una de las partes que más me gustan es cuando Karim entra en automático, pierde el contacto con su amo Musta y se convierte en lo que en la novela llamo un “sim”. Paradójicamente, es en esta parte donde brilla más, cuando actúa como un puro algoritmo que es lo que es.

– ¿Cuál es el papel de Melenka en esta historia?

Luis Besa:

Melenka Housminova es una madrileña de barrio. Veinte años, vitalista, ambiciosa y algo interesada (se acuesta con Musta por dinero) muy hábil operando con avatares. Muchos capítulos de Metaversos recaen en ella como principal protagonista. Es la socia secreta de Musta en el tráfico de información privilegiada que mueve la historia. La verdad es que recurrir a personajes de origen inmigrante es una ventaja, te permite, sin perder verosimilitud, descontextualizar la historia.

– ¿Es “Metaversos” una novela coral?

Luis Besa:

Ciertamente. La figura del héroe me parece obsoleta, falsa y odiosa. Me gusta diluir el protagonismo de la historia entre varios personajes. Tiene en contra que descolocas al lector, le sometes al esfuerzo de controlar varios personajes. A favor, le da más matices a la historia, todo es menos obvio y más estimulante.

– ¿Qué tal resultó la experiencia de presentar tu novela en el entorno Second Life?

metaversos presentaciónLuis Besa:

Brutal… La primera presentación fue cardiaca. Acababa de implantarse la voz en Second Life pero la mayoría de avatares se manejaban con texto. Las pruebas fueron un guirigay impresionante. Sorprendentemente, en la presentación todo fue como la seda, y la gente, tanto la real como la de Second Life se lo pasó muy bien.

En un acto posterior, en el Hay Festival, me pasó una buena. Como no podía utilizar a mi avatar desde el escenario, le di el control al técnico de mesa. Mientras yo hablaba a mis espaldas el avatar volaba y tal… En eso se le aparece una tía, Sherry se llamaba, y se lo llevó de fiesta a una isla privada. Yo no me enteraba de nada, hablaba y hablaba, mientras los otros dos de ligoteo total, chateando. La próxima vez, la presentación la hará mi avatar.

– ¿Tienes intención de convertir “Metaversos” en una saga tipo Harry Potter o similar o al menos desarrollar tus próximas novelas en entornos parecidos?

Luis Besa:

No exactamente. Dada la buena acogida de Metaversos, la editorial ya me ha pedido una continuación. Yo creo que tiraré de algunos personajes para profundizar en ese universo.

– ¿Qué opinas de la ciencia-ficción en España? ¿Piensas que hay buen nivel?

Luis Besa:

No lo sé. A mí me interesa la literatura en general, sea o no sea de CF. El nivel es malo por saturación. Se publica mucha porquería por la sencilla razón de de que se publica a saco. Esto dificulta valorar los planteamientos narrativos verdaderamente originales. A la vez, los mecanismos de distribución de las grandes editoriales, especialmente por la política de lineales, machacan determinados segmentos comerciales que podríamos definir como de “literatura rápida” y que se sustentan en el autor como “marca” y la reiteración obsesiva de temáticas. Esto inhibe la calidad de la producción.

– Pues muchas gracias Luis, si deseas añadir algo más.

Luis Besa:

Agradecer tu paciencia y la de los lectores. Creo que medios como “Anika entre libros” tienen un papel básico en el apuntalamiento de una crítica independiente que sirva para renovar la literatura desde parámetros de innovación y llegar a más lectores. Para contar historias contadas ya están los clásicos, así que si algún sentido tiene publicar a nuevos autores es ese, innovar y abrir caminos. A mí se me ha dado la oportunidad de intentarlo y estoy muy agradecido.

Enlace original:

http://www.libros2.ciberanika.com/desktopdefault.aspx?pagina=~/paginas/entrevistas/entre209.ascx