Nintendo deja de fabricar la Wii para concentrarse en la WiiU


wii

A pesar de que la consola de Nintendo, la Wii, dominó las ventas de plataformas de videojuegos durante seis años consecutivos, la compañía japonesa anunció que pronto dejará de fabricar más unidades Wii con el fin de concentrar todos sus esfuerzos técnicos en la Wii U, su sucesor.

Desde su lanzamiento en 2006, el Wii, consola principal de Nintendo, dominó las ventas sobre sus competidores, el Xbox 360 y la PlayStation 3; sin embargo, las bajas ventas que el Wii U ha reportado a lo largo de los últimos meses han forzado a "la gran N" a descartar el apoyo al Wii para enfocarse más en el desarrollo de plataformas y mantenimiento del Wii U.

No obstante que el Wii haya tenido excelentes ventas durante seis años, otras consolas como la PlayStation 2 o incluso el Nintendo Entertainment System (NES), dejaron de fabricarse más de una década después de su lanzamiento oficial, lo que deja muy mal parado al Wii frente a otras plataformas más longevas.

De acuerdo al sitio Kotaku, la decisión de cesar la producción de consolas Wii se debe a que la dualidad de lanzamientos, por ejemplo, la necesidad de lanzar juegos para ambas consolas, le resta importancia al más reciente Wii U, lo que acrecentaría las malas ventas que la consola podría tener durante la temporada de ventas de fin de año, momento en el que tanto el PlayStation 4 como el Xbox One serán lanzados al público.

Por otra parte, la decisión también podría resultar mal pues la Wii es una consola bien posicionada en el gusto del público que, para bien o para mal, comparte algunos títulos importantes con la Wii U, por lo que su desaparición podría causar un efecto negativo en las ganancias de Nintendo.

Otro problema que se une a la inminente desaparición de la Wii es que en un par de meses llega al mercado un nuevo competidor, la consola de Valve, desarrollada por la compañía creadora de la exitosa plataforma de streaming de videojuegos Steam, que promete llenar un vacío en el mercado de las consolas caseras de videojuegos.