Nokia cerrará su fábrica alemana el 30 de junio


Tras el anuncio del cierre de una de las plantas de Nokia en Alemania, que dejó a 2.300 empleados sin trabajo, la empresa de telefonía móvil Nokia acordó hoy un plan social que distribuirá 200 millones de euros (314 millones de dólares), destrabando así el conflicto por el cierre de esa planta.

Agencias – Según informaron hoy en Bochum los representantes de ambas partes, tanto trabajadores como directivos de la empresa se mostraron satisfechos con el resultado de las negociaciones.

«Sacamos la vaca del pantano», dijo la apoderada de IG-Metall de Bochum, Ulrike Kleinebram, ante cerca de 250 de los trabajadores que representa. Por su parte, el director de recursos humanos de Nokia, Klaus Goll, manfifestó que se había llegado a «un resultado razonable».

La fábrica se cerrará oficialmente el 30 de junio, después de que en enero la empresa de telefonía móvil produjera un escándalo en Alemania al anunciar sus planes de cierre.

En febrero, el estado federado alemán de Renania del Norte- Westfalia, donde está Bochum, había exigido a la empresa que devolviera 41 millones de euros (unos 60 millones de dólares) de las cuantiosas subvenciones que recibió entre 1987 y 2006.

Tras anunciar el cierre de la planta, Nokia anunció el traslado de la producción a Rumania y Hungría para ahorrar costos, pues allí serían, según el presidente de la empresa, diez veces menores que en Alemania.

La decisión afecta al destino de 2.300 empleados, por lo que muy pronto se oyeron voces de protesta entre los afectados y miembros de la política y la economía alemanas.

Nokia es el tercer fabricante de teléfonos móviles que cierra la producción en Alemania, después de la estadounidense Motorola y la taiwanesa Ben-Q-Siemens.

[tags]Nokia[/tags]