'Pokémon Blanco y Negro': hazte con todos... por fin en 3D (Análisis)


image

Doce años ya de Pokémon en España. Se dice pronto pero generación tras generación, Game Freak sigue al pie del cañón, con la misma fórmula pero innovando y mejorando.

 

Ahora, tras un excelente remake de la segunda generación, nos llega una aventura nueva con un montón de secretos y novedades por descubrir. Entre las más llamativas se encuentran los nuevos escenarios en 3D.

  'Pokémon Blanco y Negro' inauguran la quinta generación en las lejanas tierras de Teselia. Una zona nueva que rompe con la tradicional inspiración en la cultura japonesa y se abre más a las influencias culturales americanas y, en menor medida, a la europea.

   Comenzamos nuestra aventura y la sensación es la misma que en el resto de generaciones lo cual es todo un logro. Recibimos nuestro primer pokémon, vamos atrapando nuevas criaturas, superamos a los líderes de gimnasio y,como no, derrotamos a los malos de turno. El esquema no ha cambiado pero ese toque especial no se ha perdido.

   A parte de una nueva aventura y una nueva región tenemos como protagonistas a más de 150 pokémon nuevos. Diseños que, aunque algunos son controvertidos, guardan mucho la armonía estética respecto a las anteriores generaciones. La variedad donde elegir es grande tanto a los que buscan criaturas bonitas como competitivas en el metajuego.

   Uno de los detalles que más se agradece es que durante la historia principal, hasta que lleguemos por primera vez a los títulos de crédito, no vemos ningún pokémon de las anteriores generaciones. Con esto, y otros tantos detalles, se logra que la aventura se renueve y no de la sensación de que estamos jugando a lo mismo una vez más.

LA MISMA BASE.

   El desarrollo, como ya comentábamos, parte de la misma base: recorrer ciudades, superar a los líderes de gimnasio y ganar la liga. En teoría nada nuevo bajo el sol pero la aventura principal es lo suficientemente variada para no dar la sensación de "otro juego de Pokémon más". Veamos qué hace a esta quinta generación diferente.

   Aunque visualmente sólo hemos visto cambios drásticos cuando Pokémon ha saltado de una plataforma a otra lo cierto es que en esta quinta entrega han decidido romper con esa "tradición" y han optado por introducir el 3D en la construcción de escenarios. Algo que ya pudimos ver de manera tímida en 'Pokémon Platino'.

   Otros de los apartados que también ha sufrido cambios han sido los combates. Se mantiene el formato por turnos y cuatro ataques pero ahora cada pokémon tiene una pequeña animación que, si bien es sólo un detalle, lo cierto es que hace que los combates parezcan un poco menos estáticos.

   Si en la tercera generación vimos como se introducían los combates de dos contra dos, utilizando a Pulse y a Minum como reclamos, en esta quinta se ha optado por ir más allá e introducir combates de tres contra tres en dos modalidades.

   Por un lado combates donde cada criatura ocupa un lugar y por tanto tiene una serie de beneficios y desventajas y por otro combates donde podemos ir rotando a los tres y la estrategia para anticiparse es fundamental. Aunque no tienen un rol muy importante en el desarrollo principal son dos propuestas muy interesantes para todos los fans del metajuego de Pokémon.

   Una de las tareas más tortuosas de cada generación es el pasar los pokémon de un juego a otro. En 'Pokémon Blanco y Negro' han simplificado un poco el proceso y aunque existen un par de formas el proceso es bastante sencillo en parte gracias a la conectividad WiFi y a que los juegos de la cuarta y quinta generación comparten el mismo formato de DS.

   Una de las opciones más interesantes, pero que por desgracia no se encuentra todavía operativo, es el mundo de los sueños. Se trata de una modalidad que nos permite sacar nuestros pokémon de la consola, jugar con ellos en diferentes minijuegos en el navegador web, obtener objetos y conseguir nuevas criaturas.

   El motivo del retraso de este servicio se debe a los problemas energéticos que hay en Japón. Según fuentes oficiales Nintendo y Game Freak han decidido esperar a que la situación mejore un poco en el país nipón para inaugurarlo. Lo primero es lo primero así que con paciencia.

   Otra novedad muy interesante, pero no especialmente útil, es el CGear. Un, por así decirlo, gadget que nos permite conectarnos por WiFi a otras consolas que estén cerca y jugar juntos. La idea es realmente buena y para partidas esporádicas con amigos es bastante entretenido.

   La idea es buena y el servicio funciona bien pero el servicio está ideado para que vayamos jugando por la calle con la conexión inalámbrica siempre activada, cosa que nuestras baterías no agradecen. Pero como el servicio se puede activar y desactivar a voluntad no hay mayor problema.

   A diferencia de las otras generaciones posiblemente 'Pokémon Blanco y Negro' sea el título más difícil de toda la saga: sin llegar a cotas realmente altas eso sí. La historia principal, que nos puede llevar unas 20 horas, es asequible pero los contenidos posteriores sí que tienen un matiz de dificultad un poco más elevado.

APARTADO TÉCNICO.

   Como ya hemos mencionado  en esta ocasión se ha apostado por utilizar el 3D para la creación de los escenarios. Un 3D sencillo pero que cumple perfectamente con su cometido, hace que el juego sea menos rígido, visualmente hablando, y los movimientos de cámara y el diseño de los mapas le dan un toque más original a la región de Teselia.

   Por su parte el 2D está como siempre a la altura, en realidad no se ha mejorado mucho respecto a la cuarta generación quien ya había alcanzando un nivel de detalle muy bueno en los sprites. Sólo se han añadido animaciones en los combates y se ha aumentado el alto de los personajes en mapa.

   La banda sonora es quizá quien más ha mejorado. Algunas de las melodías son muy pegadizas y captan muy bien la sensación de cada momento, además de que se han mantenido algunos temas clásicos como por ejemplo el de los gimnasios.

   Para darle un pequeño toque de intensidad a los combates el ritmo de la música cambia según su desarrollo. Por ejemplo, si a nuestro pokémon le queda poca vida el tempo aumenta y si nos enfrentamos al último monstruo de un líder de gimnasio comienza a sonar un tema con un ligero toque épico.

CONCLUSIÓN.

   'Game Freak' ha sabido afrontar de nuevo el reto de reinventarse y de ofrecer una entrega más de 'Pokémon' que sepa conjugar todo lo bueno que ha ido legando de las anteriores generaciones con la siempre difícil tarea de sorprender. Se echa en falta algunos elementos, que posiblemente aparezcan en una teórica tercera entrega, pero ambos juegos están a la altura de las circunstancias. La diversión está garantizada.

Lo mejor:

- Sigue siendo igual de entretenido y divertido a pesar de repetir la misma fórmula base.

- Los cambios en el motor gráfico y la aproximación al 3D le han sentado realmente bien.

Lo peor:

- Se echa en falta algunos contenidos que, posiblemente, llegarán en un futurible tercer juego.

- Algunas opciones de conectividad como el C-Gear son buenas en el papel pero no terminan
de funcionar tan bien como se espera.

Nota
Gráficos Buena combinación de 2D y 3D. Las animaciones de los Pokémon, aunque sencillas, añaden un poco de dinamismo a los combates. 8
Sonido Posiblemente una de las mejores bandas sonoras de la franquicia, no solo por sus temas si no por la integración en los momentos decisivos del juego y los combates. 8,9
Diversión La misma fórmula pero con muchas novedades, tanto en el número de pokémon como en opciones y posibilidades en la región de Teselia. 8,5
Total Más de lo mismo pero reinventándose para seguir manteniendo esa frescura y ese espíritu que hace que Pokémon sea una franquicia única. 8,3

   'Pokémon Blanco' y 'Pokémon Negro'(versión analizada) ya está a la venta para Nintendo DS a un precio de 39.95 euros con una calificación para mayores de 3 años, según el código PEGI.