Presidente de Google llega a Corea del Norte con oposición del Gobierno estadounidense.


google

Durante esta jornada llegaron a Corea del Norte el presidente del directorio de Google, Eric Schimidt, y el ex gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, acompañado de la hija de Schmidt y Jared Cohen, un ejecutivo de Google.

Hasta ahora no se sabían las razones del viaje, pero hoy se supo que Richardson viaja como parte de un favor a una familia que le solicitó ayuda para rescatar a un prisionero en Corea del Norte. Kenneth Bae, guía de tours de origen coreano y americano, fue detenido el año pasado cuando cruzó la frontera con Corea del Norte junto a un grupo de cinco turistas.

Si bien Richardson (ex embajador de EE.UU. a la ONU) visita el país por esa razón, los motivos de Schmidt siguen sin conocerse. La opinión generalizada es que la compañía está lanzando un nuevo pulso contra la Administración de las que ha salido vencedora siempre.

Corea del Norte podría ser un buen aliado para Google en un futuro cuando cesen las restricciones comerciales con el país. El gigante de las búsquedas ha tropezado con grandes obstáculos en los tres gigantes asiáticos, China, Corea del Sur y Japón donde es superada por empresas locales.

Mientras, la críticas al ejecutivo se agudiza. Un funcionario del gobierno de EE.UU. afirmó a Reuters que el viaje es especialmente mal visto en estos momentos, cuando las últimas pruebas de Pyongyan para un cohete generan tensiones entre ambas países.