"Sunset Overdrive", la nueva apuesta de Microsoft para impulsar la Xbox One


Sunset Overdrive

El juego, en tiendas desde este martes, ofrece movimientos rápidos, una historia divertida y un protagonista totalmente personalizable.

 

Esta semana, Microsoft estrenó su principal apuesta para impulsar la Xbox One esta temporada: "Sunset Overdrive", una franquicia totalmente nueva (a diferencia de otras exclusivas, como "Forza Horizon 2" y "Halo: Master Chief Collection"), desarrollada por Insomniac Games, el mismo estudio detrás de "Ratchet & Clank", "Resistance" y "Fuse".

Tuvimos la oportunidad de probar el juego durante algunos días y pudimos comprobar una idea presentada por el equipo de desarrollo durante la última E3: "Sunset Overdrive" está centrado en la diversión.

Parte de la gracia del título es que no se toma demasiado en serio. La historia se desarrolla en la ficticia ciudad Sunset City en 2027. Ahí, una nueva bebida energética llamada "Overcharge" está haciendo que los consumidores se conviertan en mutantes. Fizzco, la compañía detrás de la bebida, decide cerrar la ciudad, para evitar que la situación se sepa. Así, un grupo de sobrevivientes debe tratar de mantenerse con vida y al mismo tiempo, buscar una manera de dejar Sunset City.

Hasta ahí, nada de "Sunset Overdrive" suena particularmente novedoso o atractivo. Juegos de zombies/mutantes y ciudades en cuarentena hay muchos. Pero es la construcción del juego, del mundo y las mecánicas de control lo que eleva al título.

La diferenciación con juegos similares comienza desde el minuto uno. El jugador deberá crear su propio protagonista: hombre o mujer, de distintas etnias, de mayor o menor tamaño, vestido con un estilo propio. El personaje no tiene nombre y las escenas que explican la historia sólo se refieren a él como "héroe". Está todo para que el jugador se sienta involucrado en la trama.

La personalización también incluye las mecánicas del juego. La idea del antiguo juego infantil de "el suelo es lava" se aplica de manera clara a "Sunset Overdrive": aquí no hay que bajar a la superficie, hay que mantenerse en el aire, en el techo de los edificios. Para ello los creadores idearon un interesante método de movimiento, basado en saltos acrobáticos, la capacidad de deslizarse sobre cables de alta tensión y los bordes de edificios de todo tipo, como si los zapatos del jugador fueran un skate.

Es un concepto que en papel puede sonar como una locura, y lo es, pero es precisamente eso lo que hace que el juego sea tan entretenido: siempre hay que moverse y las formas para hacerlo son realmente llamativas. El desbloqueo de nuevas habilidades y poderes durante el transcurso del juego entregan la sensación de avance y un verdadero dominio del movimiento. De hecho, aunque "Sunset" ofrece la opción de "viaje rápido" entre distintos lugares del mapa, es poco atractivo usarla ya que quita la posibilidad de moverse por la ciudad.

Es común escuchar de juegos que tienen buenas historias, buenas mecánicas o buenas gráficas, en desmedro de la diversión de este tipo de contenidos. "Sunset Overdrive" no es eso. Es una historia rápida, simple y muy colorida, y eso está muy bien.