Telefónica asegura que no fusionará Vivo con Tim Brasil, filial de Telecom Italia


Telefónica asegura que no fusionará Vivo, su filial de móviles en Brasil, con TIM Brasil, filial de telefonía móvil de Telecom Italia, compañía en la operadora española acaba de adquirir una participación indirecta del 10% (el 6,9% si se computan las acciones sin derechos políticos), informaron a Europa Press en fuentes de Telefónica.

Las mismas fuentes indicaron que, tal como se garantiza en los acuerdos suscritos para entrar en el capital de Telecom Italia, Telefónica se inhibirá en la gestión de los negocios de la operadora italiana en Brasil y en aquellos otros lugares donde también tenga presencia la compañía española para evitar que surjan problemas regulatorios.

La suma de Vivo y Tim Brasil, las dos primeras operadoras de Brasil, sumaría una cuota de mercado de más del 50%, tasa que duplicaría la de alrededor del 24% con que cuenta Claro, filial de la mexicana Telmex (Carlos Slim).

Por su parte, el presidente de Telefónica, César Alierta, ya ha mantenido una reunión con su homólogo de Telecom Italia, Pasquale Pistorio, según publica el diario ‘Il Sole 24 Ore’ en su edición de hoy, y confirmaron dichas fuentes de la compañía española.

Según el diario italiano, el encuentro con Pistorio fue informal y se prolongó por espacio de poco más de una hora, y tras él Alierta declinó realizar declaraciones.

REUNIONES CON SUS SOCIOS.

Además, durante su viaje a Italia el presidente de Telefónica se reunió también con el presidente de Intesa San Paolo y con el presidente y director general de Mediobanca, Gabriele Galateri di Genola y Alberto Nagel, respectivamente.

Intesa y Mediobanca son, junto con Generali y Sintonía (familia Benetton), los socios de Telefónica en el consorcio Telco que controla el 26,3% de Telecom Italia. La operadora española tiene el 42,3% de este consorcio.

Este porcentaje otorga a Telefónica una participación indirecta en Telecom Italia del 10% (el 6,9% en caso de computar las ‘acciones de ahorro’, títulos que no confieren derechos políticos).