Toshiba mantiene crecimiento en España


La filial española refuerza su oficina en Barcelona y cerrará el ejercicio con un crecimiento de entre el 3% y el 5%

"Esperamos cerrar el próximo ejercicio con una subida de ventas hasta los 370 millones.. ", dijo ayer en un encuentro con periodistas el Presidente de la filial española, Xavier Pascual.

Estas ventas supondrán un crecimiento de entre un 3 a un 5%, muy lejos de los crecimientos con dos dígitos que ha tenidos la empresa en los últimos años pero satisfactorios en un clima de crisis en el que el consumo y la inversión en tecnología se resiente.

¿Crisis?

Pascual considera difícil el actual momento económico, que ha calificado de "gripe fuerte" ya que "la crisis se prolongará durante 2009, con lo que serán dos años complicados", pero ha añadido que "hay que seguir levantándose y animar el mercado".

Aumentaron las ventas, bajaron los precios

Por su parte, el director de mercadotecnia de Toshiba España, Pablo Romero, ha explicado que el efecto precio puede dar una sensación equivocada sobre el comportamiento del mercado español en cuanto a los dos productos estrella de la compañía: portátiles y pantallas LCD.

El sector cerrará el año con unas ventas de unas 3,5 millones de unidades de portátiles y unas cifras similares de TV planas lo que significa unos aumentos de entre el 20% y el 30% en cuanto a unidades. Sin embargo, la "caída" del precio de estos productos ha propiciando una reducción importante en el volumen total de ventas del sector.

Romero explico, sin embargo, que este ajuste de los precios está tocando techo y que los consumidores y comerciantes empiezan a valorar las garantías y los servicios que prestan los fabricantes "lo que representa una enorme oportunidad para Toshiba que siempre ha puesto en el centro de su estrategia comercial la calidad de sus productos".

El mercado catalán clave

La oficina de Barcelona ha sido clave para mantener los resultados económicos y cerrar el año en positivo. En Cataluña Toshiba ha aumentado sus ventas un 10% alcanzando los 115.000 portátiles y unas ventas por valor de 100 millones de euros.

Toshiba cree que aún le restan muchas oportunidades en Cataluña y para aumentar su participación en el mercado local ha reforzado su oficina de Barcelona con el nombramiento de un director general y la contratación de nuevos empleados.

[tags]Toshiba[/tags]