Twitter o como convertir una idea presumiblemente estúpida en una moda en Internet


¿Saber en todo momento lo que hace otra persona? Éste planteamiento a priori banal es el eje que está moviendo el servicio más novedoso y revolucionario en Internet, y al que alguien ya ha bautizado como micro-blogging: Twitter.

Guillem Alsina ([email protected]) -Podría ser el sueño de cualquier regimen totalitarista si no fuera porque en Twitter escribe quien quiere, cuando quiere y lo que quiere. Se ha convertido en la última moda de Internet y hay quien lo ha definido como una red social; en los Estados Unidos ya ha enganchado a millones de usuarios y la epidemia se está extendiendo ahora por el viejo continente.

La idea fundamental de Twitter es simple pero no por ello menos meritoria, ya que al fin y al cabo, muchos de los mejores inventos del ser humano han partido de una idea muy sencilla: disponer de un weblog en la Red en el cual, y a tiempo real, pueda ir escribiendo lo que hago en cada momento. Si me voy a lavar los dientes, lo plasmo; si voy a ver una película en la televisión, también los escribo. Todo ello en textos de no más de 140 caracteres, el tamaño máximo de un SMS en los Estados Unidos.

La actividad en la página principal de Twitter es frenética, pues casi a cada segundo se actualiza con nuevos posts que introducen los millones de usuarios del sistema. También podemos ver el historial de entradas para un determinado usuario, lo que se convierte (si la filosofía de Twitter se ha seguido al pie de la letra) en un archivo que refleja la vida diaria. Si nuestro nivel de seguimiento de la actividad diaria del resto de los mortales llega a lo patológico, podemos apuntarnos al ‘feed’ RSS que Twitter genera automáticamente para cada usuario, y que se actualiza cada vez que abramos nuestro lector de feeds.

twitter

 

Por si las moscas, el usuario tiene a su alcance una serie de herramientas para restringir quien accede a la información que postea en el sistema.

Inscribirse en Twitter es fácil, ya que solamente deberemos abrir una cuenta de usuario como en cualquier otro servicio web.

Siguiendo la lógica de máxima disponibilidad de la Web 2.0, Twitter también dispone de opción para acceder al servicio desde el navegador web de un dispositivo móvil o, para los usuarios residentes en los Estados Unidos, actualizar nuestra cuenta desde un teléfono móvil via SMS. Las actualizaciones también pueden recibirse vía SMS; así, si estamos subscritos a las actividades de determinado usuario y nos desplazamos, podemos recibir las últimas actualizaciones de esta persona en nuestro teléfono… si vivimos en los Estados Unidos, naturalmente.

Posibles usos serios

Para las personas que necesitan estar localizadas, Twitter es una buena opción de dar a conocer su paradero y/o actividades a toda aquella persona que lo solicite, una especie de agenda online actualizable y consultable desde todo el mundo.

El personal de asistencia técnica a domicilio que tenga a su disposición una computadora o un teléfono móvil con conexión a Internet también pueden usar Twitter para dar a conocer sus movimientos en sus respectivos despachos y a sus compañeros de trabajo así como la resolución de las reparaciones o visitas que tengan asignadas.

Son solamente dos ideas para un uso profesional de un servicio con una evidente vertiente lúdica que está causando furor en la Red de redes.

Más información:

Twitter: What are you doing?
http://www.twitter.com/