Un «semáforo» advertirá sobre el contenido de los videojuegos


 

Un ‘semáforo’ con indicativos por colores y edades informará a partir de ahora desde las carátulas de los videojuegos, tanto físicos como en su venta o descarga por internet, si son aptos para menores y si contienen, por ejemplo, palabrotas o son de contenido violento o discriminatorio.

 

La Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (ADESE) ha decidido cambiar su actual sistema, denominado PEGI, para que incorpore los colores de la seguridad vial e identificar así los contenidos clasificándolos por edades en función de elementos como el grado de violencia o el uso de palabrotas.

Así, para los apropiados para menores entre los 3 y los 12 años se reserva el verde; el naranja para los que tienen entre 12 y 17 años y el rojo para los que se consideran apropiados sólo para adultos, o mayores de 18.

Además, los sellos de edad van acompañados de términos pictográficos sobre el contenido del juego con las leyendas ‘lenguaje soez’, ‘discriminación’ y ‘miedo’.

De esta forma, según la ADESE, se informa con detalle del contenido para adultos y además se incorpora la etiqueta de ‘jugabilidad’ en internet (PEGI Online).

Los requisitos de PEGI Online contemplan la obligación de mantener un sitio web libre de contenido ilegal u ofensivo y cualquier enlace indeseable, así como medidas de protección de los jóvenes y su intimidad cuando participen en juegos en línea.

La industria del videojuego, según sus fabricantes, tiende cada vez más hacia los ‘casual games’, es decir aquellos juegos de bajo coste que se pueden descargar desde internet para jugar en móviles, ordenadores u otros dispositivos.

La nueva etiqueta PEGI informará a los padres o tutores si los juegos que pretenden descargarse los menores son aptos para ellos.

En la lista de los ‘más vendidos’ en España en 2008, los juegos para la franja de edad ‘verde’ suponen el 70%, los de la ‘naranja’ el 14% y los de la roja, el resto.

[tags]PEGI,ADESE[/tags]