Windows 7, un excelente SO que llega tarde


windows-vista_Windows 7

Hoy llega a todo el mundo Windows 7, una versión que intentará quitarnos ese mal sabor que nos dejo Vista

Angel Cortés – Windows Seven, es un buen producto o al menos las pruebas que hemos realizado con él nos han satisfecho gratamente. Es rápido, ágil y no precisa los enormes recursos de su hermano anterior para funcionar.

Es más, fue divertido ver como en un ordenador que se arrastraba con Vista volaba con Seven. También lo hemos probado en un netbook y el resultado es excelente aunque no debemos olvidar que estos pequeños dispositivos cuentan con una arquitectura «algo limitada» por lo que tampoco podemos pedir peras al olmo.

Tarde

Sin embargo y en nuestra opinión Windows 7 llega tarde, muy tarde. Durante más de tres años, Microsoft se ha cansado de repetir las excelencias de Vista cuando todas las evidencias demostraban que era lento, pesado y que precisaba enormes recursos para ofrecer un resultado satisfactorio.

Cabe decir a su favor que en un Quad Core con 8 GB de Ram va de maravillas… pero ese no es el hardware que la gente tiene en su casa o en su trabajo.

Microsoft reafirma la validez de Vista cuando explica que Widnows 7 cuenta con el Kernel de Vista. Y tienen razón, pero es que el problema de Vista es que era un producto que salió al mercado inacabado y después de descartar todas las «grandes novedades» que iba a incorporar y en los que la compañía había invertido cuatro años.

Mal Sabor

Al igual que el «malogrado» Me, Vista no pasara a la historia aunque los usuarios hemos tenido que lidiar con él unos cuantos años dejándonos un sabor muy amargo.

Ahora Microsoft se prepara para el lanzamiento de Vista. Y en los más de quince años que llevó escribiendo sobre tecnología nunca había notado en el aire un ambiente de indiferencia sobre la llegada de un nuevo Windows.

Y es que para muchos usuarios, Microsoft es un mal menor o como dice el refrán «más vale malo conocido que bueno por conocer». Dominan Windows, se sienten cómodos con el interface y tienen la seguridad de que el 90% de los dispositivos serán compatibles y no tendrán problemas para usarlos fácilmente.

Y como Microsoft poco o nada ha hecho (salvo en Madrid con SIMO) para dar a conocer las ventajas que supondrá la nueva versión creen que se trata de «más de lo mismo» y que por lo tanto cuando llegue el momento ya lo instalaran…

Hace ya años que la multinacional tomo un camino, en mi opinión, equivocado rompiendo ese vínculo emocional que había establecido con sus usuarios y hoy esa indiferencia hacía la compañía puede ser un peligro para su futuro.

Las nuevas generaciones no han nacido «informativamente» con Windows, no vivieron esa revolución del DOS a las ventanas… usan Google y les seduce esa empresa que ha revolucionado la tecnología con su interfaz táctil y sus productos «cool» (Apple). Una generación que no quiere ser conejito de indias de versiones inacabadas y que espera que cuando compra un producto este responda a la perfección.

Y para esa generación, Microsoft es algo del pasado (como Linux) y no del futuro. Windows 7 llega tarde, pero aquellos a los que nos une aún un «vinculo romántico» con las ventanas esperamos un cambio de rumbo ya que durante años Microsoft ha liderado la innovación en el mundo de la tecnología y ha sido capaz de sorprendernos en más de una ocasión, como ahora con Seven.

[tags]Microsoft,Windows,Windows 7[/tags]