AT&T no se resiente de la perdida de exclusividad del iPhone


La operadora estadounidense de telefonía AT&T ha obtenido un beneficio atribuido de 3.408 millones de dólares (2.350 millones de euros) en los tres primeros meses del año, un 38,9 por ciento más que en el mismo periodo de 2010, ha informado la empresa, que ha perdido, tras cuatro años, la exclusividad del iPhone en EEUU.

   La cifra de negocio de la segunda mayor compañía telefónica de EEUU, que a finales de marzo adquirió la filial estadounidense de Deutsche Telekom, T-Mobile USA, por 39.000 millones de dólares (27.530 millones de euros), se situó en 31.247 millones de dólares (21.528 millones de euros), un 2,3 por ciento más.

   En concreto, los ingresos por servicios móviles mejoraron un 8,6 por ciento, mientras que la facturación por datos creció un 8 por ciento, aunque los ingresos por servicios de voz retrocedieron un 12,5 por ciento.

   AT&T destacó que durante los tres primeros meses del año vendió un total de 5,5 millones de teléfonos inteligentes ('smartphones'), su tercer mejor resultado trimestral de la historia, de los que 3,6 millones de unidades, el 65 por ciento, fueron iPhones, una cifra un 33,3 por ciento superior a la del mismo periodo de 2010, a pesar de que desde el pasado mes de febrero su competidor Verizon Wireless comenzó a distribuir también el móvil de Apple.