Trabajo esclavo detrás del «me gusta» de Facebook


Una investigación reveló el negocio detrás de los "falsos seguidores" de Twitter o los "me gusta" en Facebook.

Una investigación llevada a cabo por un programa de "Channel 4" y recogida por "The Guardian" revela como organizaciones en defensa de los derechos humanos trabajan acerca de la situación precaria en Bangladesh  de algunos trabajadores que cobran 120 dólares al año por generar "Me gusta" en Facebook o seguidores falsos en Twitter.

Según el informe en estas nuevas "fábricas de Me gusta" los empleados deben crear perfiles falsos en las redes y producir al día hasta mil "me gusta", seguidores en la red social de microblogging o visionados en YouTube.

Las grandes empresas necesitan presencia en la web e intentan aumentar su popularidad, muchas veces recurriendo a páginas a las que pagan para que sus perfiles en las redes tengan más movimiento. Así, según ha comprobado "Channel 4", muchas no dudan en pagar a las empresas que proporcionan estos servicios, aunque sean fraudulentos.

Los trabajadores de estas "fábricas" realizan sus labores en un entorno miserable, en condiciones precarias frente a pantallas lúgubres en habitaciones con ventanas cubiertas por rejas y durante jornadas laborales que se pueden extender hasta la noche. La investigación estima que tienen que generar 1.000 me gusta o followers para ganar un dólar de EE. UU.

Un abogado especializado en informática consultado por "The Guardian" señala que "se están incumpliendo una serie de leyes, en relación con la protección de los consumidores y con las prácticas desleales. Se está engañando a los consumidores individuales".