¿Sera Nokia Asha el futuro Windows Phone RT?


Nokia-Asha 501.-00

La compra de la división móvil de Nokia comporta también la adquisición de los llamadas Asha, los smartphones low cost del hasta ahora fabricante europeo.

La línea Asha de Nokia fue lanzada en el 2011 en respuesta a la demanda existente en los países emergentes de "smartphones" de bajo precio (feature phone) .

Desde su lanzamiento esta línea, poco conocida por consumidores europeos, se ha convertido en un gran negocio para Nokia alcanzando  ventas millonarias que superan las 690 millones de unidades en todo el mundo.

Además, en 25 países del mundo encabezan la lista de los más vendidos, Sin embargo, en los últimos meses datos de Nokia mostraban una significativa caída de ventas de terminales Asha, mientras repuntaban aquellos que conformaban el buque insignia de la compañía, los Lumia.

Conocida la compra de Nokia, la pregunta que se hacen hoy la mayoría de los expertos y analistas es cual será el futuro de esta plataforma.

En opinión de algunos expertos, la estrategia hacía esta plataforma será la de dejarla extinguir al solaparse con los terminales basados en Windows Phone (Lumia). Esto supondría que Microsoft renunciase a un segmento en el que otros fabricantes están apostando con terminales lowcost basados en Firefox os, software propietario o incluso versiones antiguas de Android con bajos requisitos de hardware.

Otros expertos, consideran al contrario que este segmento representa una autentica oportunidad para fortalecer las ventas de Lumia. De hecho, los últimos datos sobre evolución de la telefonía móvil apuntan a que la mayoría de usuarios de Windows Phone llegan a la plataforma después de haber utilizado feature phones.

Lo lógico es que Microsoft apostase por esta última estrategia adaptase el interface de los Asha al que presentan los Windows Phone a fin de facilitar aún más esa transición a los millones de usuarios que utilizan estos equipos.

Es decir estaríamos, quizás hablando, de unos Windows Phone RT con capacidad de ejecutarse en terminales poco potentes pero que aún hoy representan la mayoría del mercado móvil mundial